Cosas de Jorge

domingo, 22 de octubre de 2017

Cañas de calabaza


La idea de realizar este rico postre (que casi se me convierten los postres de horno en carbón) proviene de la web “Ensucrat” en su receta “Canyes de platan, fruts secs i mel” y a pesar de pasarme en el horneado, quedó delicioso y es muy simple de realizar.

Receta original:

Ingredientes (para 4 cañas):

1 lamina rectangular de hojaldre congelado
200 g de calabaza cocida
Miel
Un puñado de avellanas tostadas troceadas
Estrellitas de azúcar de colores para decorar

Preparación:

Dejamos descongelar la lámina de hojaldre.

La estiramos sobre un papel de hornear para que no se nos pegue y la cortamos en cuatro partes.

Dividimos mentalmente en dos (longitudinalmente) cada porción de hojaldre.

Colocamos una cucharada de miel sobre una de las mitades de cada trozo de masa.

Sobre la miel repartimos la calabaza.

Sobre la calabaza distribuimos las avellanas troceadas y tostadas.

Sobre las avellanas colocamos otra cucharada de miel.

Enrollamos la masa de forma que quede el relleno completamente cubierto por la masa de hojaldre, sellándola apretando los bordes.

Colocamos sobre la bandeja del horno y espolvoreamos con las estrellitas de colores.

Horneamos unos 20 minutos a 160º.

Para darle color, gratinamos unos 10 minutos más.

Omélls de Na Gaià


Aunque hace algún tiempo, aparque el tema de los campos de concentración españoles, sobre los cuales ya he publicado unos cuántos artículos, en esta ocasión visitaremos un pequeño municipio de la provincia de Lérida, se trata de Omélls de Na Gaià, también conocido como Omélls de Nagaya.

Durante la Segunda Guerra Civil Española, el SIM (Servicio de Información Militar), durante la Segunda República Española, controló un total de seis campos de concentración en Cataluña.

-Campo de trabajo nº 1 situado en Montjuïch
-Campo de trabajo nº 2 en Hospitalet de l’Infant
-Campo de trabajo nº 3 en que nos ocupa, en Omélls de Gaià
-Campo de trabajo nº 4 situado en Concabella
-Campo de trabajo nº 5 en Ogern
-Campo de trabajo nº 6 en Falset, aunque habían otros campos accesorios dependientes del de Falset en Cabassers, Gratallops, la Figuera y Porrera.

Este municipio, situado en la sierra del Tallat, posee una superficie de 13,5 km2, situado a 560 m de altitud y con una población en el año 2016 de 137 habitantes.
El pueblo comenzó a formarse alrededor del castillo, del cual en la actualidad solo se conservan algunos restos de sus muros.

En Omélls de Na Gaià destaca su iglesia parroquial de Santa María cuyo patrón es San Sebastián, abogado contra la peste.

Su paisaje lo forman bosques de pinos, encinas y tierras cultivadas, sus principales cultivos son el olivo, el almendro, las viñas y los cereales, complementando la actividad agrícola con explotaciones ganaderas.

Aunque lo que realmente nos interesa de Omélls de Na Gaià hoy, es que durante la Guerra Civil Española, la República instalo en dicho municipio el Campo de Trabajo nº3, lugar donde fueron encerradas cientos de personas, de las cuales muchas encontraron la muerte.

Según nos cuenta el médico Joan Pujol Poch, que fue detenido en marzo de 1938, sin estar relacionado con la política y condenado a muerte, aunque posteriormente se libro de la pena, fue destinado al campo de concentración de Omélls.

Al ser trasladado al campo de concentración, cuenta que viajo en vagones llenos repletos de presos, posteriormente se les obligo a desplazarse a pie, sin agua, los débiles eran matados de un tiro en la cabeza y los que no podían trabajar eran ametrallados.

Era normal que un guardia te pegara un tiro y nadie le preguntaba al guardia el motivo, los presos pasaban mucha hambre y si alguien cogía espigas por el camino era ejecutado a garrotazos.

Tras la guerra, Juan Pujol se dedico a tratar a los disminuidos psíquicos y poco antes de jubilarse, fundó junto con su esposa una residencia para acoger a los más necesitados.

Mientras para algunos líderes políticos actuales, Lluís Companys es un ídolo, páginas como “dolcacatalunya” nos recuerda que Companys rego de sangre Cataluña, su golpe de estado del año 1934, causado 46 muertos, 11 heridos.

También nos cuentan que durante su mandato, se destruyeron más de 7.000 edificios religiosos, fueron asesinados 47 periodistas, mozos de escuadra y también fue asesinado un sordo por saber latín, se provocaron destrozos en la Sagrada Familia y los tres sacerdotes que la atendían fueron asesinados.

Bajo la presidencia de Lluís Companys se organizaron campos como el Omélls siendo asesinados más 8.000 catalanes.


Fuentes:



sábado, 21 de octubre de 2017

Triangulo de las Bermudas


El Triangulo de las Bermudas, seguramente os sonara a todos, pero no todos sabríamos localizarlo en el mapa, aunque seguramente que todos habremos escuchado o leído, que en el lugar desaparecen barcos, aviones y hay avistamientos de OVNIS.

En primer lugar situaremos a ese misterioso triangulo en el mapa.

Se le llama “Triangulo de las Bermudas” porque tiene forma de triángulo equilátero, donde uno de sus vértices coincide con las Islas Bermudas, otro de sus vértices es Miami, Florida (Estados Unidos) y el tercero de sus vértices esta en Puerto Rico.

Año 1951, el periodista de Associatd Press, E. V. W. Jones, fue el primero que escribió sobre la desaparición misteriosa de botes, barcos y aviones en la zona de las Bahamas.

Año 1964, el escritor Vincent Gaddis, fue el que bautizó a la zona como Triangulo de las Bermudas, en la revista estadounidense Argosy.

Año 1974, el escritor neoyorquino Charles Berlitz, convirtió en un mito el lugar con su libro “El Triangulo de las Bermudas”.

En la Wikipedia, tenemos una interesante lista de los incidentes más importantes ocurridos en este triángulo.

El 4 de marzo de 1918, un barco de la Armada de los Estados Unidos, el USS Cyclops desaparece con 306 personas a bordo.

Podemos, también destacar el Vuelo 19, en el cual desaparecieron, cinco bombarderos TBM Avenger estadounidenses, el 5 de diciembre de 1945, curiosamente un Martin Mariner, hidroavión de búsqueda y rescate de la Marina, que salió en búsqueda del Vuelo 19, también desapareció por causas desconocidas, aunque parece ser que una fuga de combustible de sus tanques fue la causa de su desaparición.

El 31 de enero de 1948, los aviones de transporte Tudor IV, de la British South American Airways Corporation, llamados Star Tiger y Star Ariel, este ultimo desapareció misteriosamente también un año después el 17 de enero de 1949.

El 28 de diciembre de 1948, desaparece el DC 3 NC16002, de la compañía Airborne Transport, con sus 32 pasajeros y su tripulación sin dejar rastro.

Realmente han corrido ríos de tinta sobre las desapariciones del Triangulo de las Bermudas, donde unos 50 barcos y una veintena de aviones parecen haber desaparecido, pero recordemos, que sobre esa zona pasan unas 100.000 naves por año, consistiendo en una de las zonas más transitadas tanto por mar como por aire, por lo cual porcentualmente hablando y comparado con otras zonas, esas desapariciones no parecen ser tan elevadas…


Ahora quien quiera dudar que dude, quien desee creer que crea y quien desee no creer que no crea.

Tortilla cuadrada de espárragos y gambas


Aunque es habitual que os presente tortillas cuadradas, siempre es espectacular servir en la mesa una tortilla cuadrada, además esta se ha realizado con sobras de un mix de gambas y espárragos trigueros que utilicé para rellenar una calabaza y las sobras de dicha calabaza.

El secreto para realizar una tortilla cuadrada reside en utilizar una sartén con forma cuadrada, que por cierto a mí me costó encontrarla.

Receta de calabaza rellena con gambas y trigueros con anchoas:


Ingredientes (4 personas):

6 huevos
Sobras de gambas y espárragos fritos
200 g de calabaza cocida
Sal
Aceite de oliva

Preparación:

Batimos los huevos, añadiéndoles la sal.

Añadimos a los huevos la calabaza hecha puré con ayuda de un tenedor, las gambas y los espárragos.

Mezclamos bien.

Calentamos el aceite en la sartén y volcamos la mezcla de huevos, gambas y verduras en ella.

Realizamos nuestra tortilla, dándole todas las vueltas que consideremos necesarias.

Estará rica tanto fría como caliente.

viernes, 20 de octubre de 2017

Vimanas


Continuamos con los temas del mundo desconocido, en este caso, nos marcharemos a la India, al segundo milenio antes de Cristo, ahí conoceremos un OVNI, con la friolera de 4.000 años.

En el siglo III antes de Cristo, en el Majábharata, texto épico mitológico indio, así como en el Ramaiana, también texto épico, escrito por Valmiki, se nombran los vimanas.

 …Venía a bordo de un vimana, y sació su ira enviando un sólo y único rayo en contra de la ciudad. Una enorme columna de fuego diez mil veces más luminosa que el sol se levantó, y la ciudad quedó reducida a cenizas en el acto…

En sus páginas, el Ramaiana nos describe unos carros voladores, utilizados en las guerras, entre los dioses en el panteón hindú.

También en el mismo Ramaiana, se nos afirma que el demonio Ravana, poseia un pushpaka (vimana de flores) con el cuál podía volar.

El Ramayana relata:
  • Las Vimanas tienen la forma de una esfera y navegaban por los aires a causa del mercurio (rasa) levantando un fuerte viento.
  • Hombres a bordo de los Vimanas podían así cubrir grandes distancias en un espacio de tiempo sorprendentemente corto, pues el hombre que conducía lo hacía a su voluntad volando de abajo arriba, de arriba abajo, adelante o atrás.
  • Debe haber cuatro depósitos de mercurio (rasa) en su interior.
  • Cuando son calentados por medio de un fuego controlado, el vimana desarrolla un poder de trueno por medio del mercurio.
  • Si este motor de hierro, con uniones adecuadamente soldadas, es llenado de mercurio y el fuego se dirige hacia la parte superior, desarrolla una gran potencia, con el rugido de un león e inmediatamente se convierte en una perla en el cielo.
El  Rig-veda, un antiguo texto indio, datado en el siglo II antes de Cristo, el Rig-veda nos cuenta que el dios Sol viaja en un carruaje vimana luminoso.

También, nos habla el Rig-veda de de otros dioses que viajan en carruajes vimanas, que poseen ruedas y son empujados por animales, habitualmente caballos.

Nos cuenta el Rig-veda que el dios védico Pushan, en cambio era empujado por cabras.

En el Samarangana-sutradhara, una obra enciclopédica escrita por el rey indio Pamara Bhoja de Dhar, escrita en el siglo XI, contiene 83 capítulos, donde en su capítulo 31 “está” dedicado a las máquinas (iantras),también nos menciona los vimanas.

En el Saramangana Suttradhara se lee:
  • Estaban hechos con planchas de hierro bien unidas y lisas y eran tan veloces que casi no se los podía ver desde el suelo. Los hombres de la tierra podían elevarse muy alto en los cielos y los hombres de los cielos podían bajar a la tierra.
En el siglo XII en el Bhágavata-purana, una colección de textos religiosos hinduistas, describen diversos vimanas con variadas formas y tamaños, como carro o carroza de los dioses, como una especie de vehículo mítico aéreo, otras descripciones muestran al vimana como un palacio o casa, hasta se menciona en una ocasión un vimana con siete pisos de altura.

Existen más textos, donde se nos habla de los vimanas, como el Mahavira, Charita o el Libro de Krisna…

El Libro de Krisna relata:
  • Era capaz de moverse sobre el agua y bajo el agua. Podía volar tan alto y veloz que resultaba imposible de ver. Aunque estuviese oscuro, el piloto podía conducirlo en la oscuridad
El Mahavira Charita dice:
  • Un proyectil, cargado con la fuerza del universo, produjo una inmensa columna de humo y llamas deslumbrantes. Tan brillantes como 10.000 soles en todo su esplendor.
  • Era una arma desconocida, un trueno de hierro, un gigantesco mensajero de la muerte, que redujo a cenizas a la totalidad de la raza enemiga.
  • Los cuerpos quedaron irreconocibles, sus cabellos y uñas se caían, la loza se rompía espontáneamente y las aves vieron decolorados su plumaje…
  • Después de unas cuantas horas, todos los alimentos quedaron contaminados, para poder escapar de ese fuego, los soldados se arrojaron a los ríos para lavar su equipaje y lavarse ellos mismos…
  • El sol pareció temblar, y el universo se cubrió de calor. Las aguas hirvieron, los animales comenzaron a perecer y los guerreros hostiles cayeron derribados como briznas.
  • Grandes proporciones de vegetación quedaron desiertos, y hasta el metal de las carrozas se fundió ante esta arma.

Esto que nos cuenta el Mahavira Charita, tiene toda la pinta de parecer una bomba atómica.

Por parte de los entendidos en literatura india, los primeros cronistas indios, diferenciaban sus relatos ficticios de los reales, denominando los relatos imaginarios o que su veracidad no estaba comprobada en la categoría de “Daiva”, los relatos reales, de los cuales no se tenía la menor duda, pertenecían a la categoría de “Manusa”.

Tanto el Mahabharata, el Ramayana y el Mahavira pertencen a la categoría “Manusa”, sin más comentarios.

Fuentes:




Vasitos de pepino con anchoas y mayonesa


En esta receta aprenderemos a realizar unos espectaculares vasitos cuadrados con un simple pepino.

Ingredientes (4 vasitos):

1 pepino
1 lata de anchoas en aceite
Mayonesa
Mix de rúcula y canónigos (para decorar)
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Comenzamos por lavar y convertir el pepino en un rectángulo, cortándole las puntas y una loncha finita de su piel, procurando que le quede algo de piel para que haga bonito en cada una de las cuatro caras con las que formaremos dicho rectángulo.

Cortamos el rectángulo de pepino en forma de daditos y con ayuda de un saca bolas, vaciamos su interior con cuidado de no romperlo.

Troceamos unos ocho lomos de anchoas y los mezclamos con una cucharada de mayonesa.

Rellenamos con esta mezcla nuestros vasitos de pepino.

Decoramos el plato donde serviremos nuestros vasitos de pepino con unas hojas de rúcula y canónigos troceados y mezclados.

Salamos y aceitamos la verdura y colocamos los vasitos sobre ellas.

jueves, 19 de octubre de 2017

Arriesgándose a conocer


Esta semana la comenzamos retomando la lectura de “Tus zona erróneas” del Dr Dyer, hoy nos dedicaremos a comentar su capítulo “Explorando lo desconocido”.

El Dr. Dyer comienza su capítulo con la frase:

“Sólo los inseguros ansían la seguridad”.

Frase, que desde luego no comparto, yo ansío la seguridad, aunque no me considero inseguro.

También nos muestra una frase atribuida a Einstein, que dice:

“La experiencia más hermosa es la de lo misterioso. Esa es la verdadera fuente de todo arte y toda ciencia”.

Ciertamente, lo misterioso, lo desconocido, tiene una fuerte atracción, pero como siempre os digo, todo ha de ser en la medida correcta.

¿Cuál es la medida correcta?

Ahí está lo complicado, depende de cada persona, de los riesgos que esta persona esté dispuesta a asumir, así como depende también del nivel de seguridad, que esta misma persona ha de tener para que no se le enciendan las bombillas de peligro, que le harían sentir miedo.

Pero al mismo tiempo, también hemos de saber que si estamos completamente seguros de lo que va a sucedernos, de lo que nos van a decir, de lo que nos van a preguntar… seguramente entremos en el aburrimiento.

También es muy cierto que cuando hacemos algo, normalmente en edad adulta, necesitamos un motivo para realizar es algo, pero también en ocasiones es interesante realizar algo sin motivo aparente, simplemente el placer de hacerlo.

Me pondré de ejemplo yo mismo, efectuándoos unas preguntas:

¿Por qué creéis que escribo estos artículos?

Los escribo por varios motivos, principalmente por que siempre me ha llamado la atención escribir, aprendo yo al escribir, desarrollo mi mente y comparto mis opiniones con el mundo.

¿Por qué pinto cuadros?

Pinto cuadros, quizás, porque siempre se me ha dado muy mal el dibujo, sé que no voy a dedicarme a vender mis dibujos (o pinturas), pero disfruto pintando.
¿Por qué quiero aprender a tocar el piano?

Esa es una cuenta aún pendiente, para reconocer un tema tocado por mí, es más fácil reconocer un tema poco conocido, haciendo girar el motor del tocadiscos al revés…
¿Por qué cocino?

Cocino porque me gusta cocinar, comprobar el resultado, saborearlo…

Quizás debiera ser más espontáneo, ahora, después de comer en lugar de habitualmente ponerme a escribir un post, podría hacer otra cosa imprevista, algo inesperado, pero soy ya viejecito, tranquilo y deseo la tranquilidad, probablemente así pierdo muchas oportunidades de hacer cosas nuevas, pero realmente “opino” que no tengo necesidad de hacer esas cosas nuevas, el día que me aburra escribir, pintar, cocinar, etc., simplemente me buscare otras ocupaciones, aficiones o diversiones.