Cosas de Jorge

lunes, 20 de agosto de 2018

Copa de menjar blanc con cerezas


Aunque el menjar blanc es un postre típico de Reus, Tarragona (lugar donde vivo), solemos comerlo en contadas ocasiones en casa, aunque ciertamente es un postre rico.

En este caso he optado por utilizar un menjar blanc de sobre (como si fuera un flan) que también queda rico y en la zona es fácil encontrarlos en algunos supermercados.

Aunque el menjar blanc se come sin añadidos, en esta ocasión he optado por servirlo en copas, previamente llenas de cerezas deshuesadas.

Receta de menjar blanc:

Ingredientes (6 copas):

1 sobre de preparado de menjar blanc
500 ml de leche
90 gramos de azúcar
Cerezas
Canela

Preparación:

Comenzamos por deshuesar las cerezas, yo estrene un aparato para deshuesarlas que me compre ayer, pero se pueden abrir por la mitad e ir deshuesándolas una a una.

Llenamos las copas con las cerezas.

Preparamos en menjar blanc según las instrucciones del fabricante, es igual que los flanes.

Generalmente se coloca el contenido del sobre en leche fría, el azúcar, se remueve con las varillas y se pone a cocer a fuego lento, hasta que comience a hervir, removiendo mientras entra en ebullición (como en los flanes), para que no se nos pegue.

Cuando comience a hacer burbujitas, se vuelca sobre las cerezas.

Aunque el menjar blanc se come tanto frío como caliente, os recomiendo comerlo frío que para mí paladar está mucho más rico, además una cereza caliente, sinceramente, no se a que sabrá.

También recomiendo espolvorear con canela en polvo antes de servir.

domingo, 19 de agosto de 2018

Mini pizzas con masa de empanadilla


Como ha días que veía una bolsita de masa de empanadillas por el congelador y también tenía unos chorizos en la nevera, se me ocurrió que para cenar se podría hacer una cena diferente, trabajando poquito.

Ingredientes (8 mini pizzas)

4 morcillas de cebolla
4 chorizos de freír
8 huevos de codorniz (cocidos)
Kétchup
Queso rallado
Aceite de oliva
Patatas

Preparación:

Comenzamos descongelando las obleas de masa (la masa de las empanadillas congeladas).

Los huevos de codorniz los compre ya cocidos, pero os recomiendo cocerlos vosotros, cocidos son mucho más caros y cocer huevos es tarea fácil.

Aprovechamos el papel que separa las obleas para colocar sobre el las obleas en la bandeja del horno.

Sobre cada oblea colocamos en su centro un huevo de codorniz partido por la mitad.

Cortamos en cuatro trozos las morcillas y los chorizos, desechando su pellejo y colocando dos trocitos de chorizo y dos trocitos de morcilla alrededor de cada huevo que hemos colocado en las obleas.

Entre las mitades de huevo y los trozos de morcilla y chorizo, hacemos un círculo con kétchup, cubrimos con abundante queso rallado y rociamos con un chorrito de aceite.

Horneamos a 160º C a partir de horno frío unos 10 minutos y gratinamos 5-10 minutos, hasta que el punto de dorado sea de vuestro gusto.

Mientras pelamos y troceamos unas patatas y las freímos en la freidora, de acompañamiento.

sábado, 18 de agosto de 2018

Solomillo de cerdo crudo


En esta ocasión os presento una de esas comidas simples, por las cuales salivo, solo de pensar en ellas, además en esta ocasión se tendrá que cocinar cada comensal su trozo de carne a su gusto, en la mesa.

Serviremos el solomillo cortado en rodajas, crudo, colocaremos unas pinzas, una plancha a la piedra (si es una plancha de teflón también sirve), aceite de oliva y especias, todo ello colocado en la mesa y que cada comensal se gane la carne que va a zamparse.

Ingredientes (2 personas):

1 solomillo de cerdo
2 tomates
Aceite de oliva
Pimienta
Sal

Preparación:

Aunque la realización, de hacer unas rodajas de solomillo, a la piedra no tiene mucho secreto, he querido presentaros esta receta, porque pocos suelen cocinar a la piedra y es una de mis formas de cocinar carne favoritas.

Para los que no estéis acostumbrados a cocinar en piedra, os diré que especialmente las carnes salen mucho más jugosas.

Solo nos resta enchufar la piedra (esta es eléctrica), una vez colocada sobre la mesa del comedor.

Comenzamos aceitando la piedra y colocamos los dos tomates abiertos por la mitad por la parte del corte, cuando comiencen a estar tiernos les damos la vuelta y especiamos al gusto.

Colocamos las dos mitades de tomate en el plato para mojar sopitas en él.

Cada comensal, se coloca sus rodajas de solomillo sobre la piedra, aderezándolo con aceite, sal y pimienta a su gusto.

Solo resta ir colocando los trozos de carne conforme se vayan cocinando por parte de cada comensal e irlos comiendo mientras se terminen las restantes rodajas de solomillo.

viernes, 17 de agosto de 2018

Cestita de gulas con gambas


Con esta receta terminamos las cestitas que teníamos en casa de un paquete que compramos, ciertamente son una solución rápida y diferente para alguna cena.

Ingredientes (2 personas):

2 cestitas (una especie de tortita mexicana con forma de barca)
1 lata de cebolla y calabacín fritos (se vende en supermercados)
1 paquete de gulas congeladas
6 gambas saladas congeladas
3 varitas de surimi (palitos de cangrejo)

Preparación:

Descongelamos y pelamos las gambas.

Colocamos tres o cuatro cucharadas del contenido de la lata de calabacín y cebolla frita en cada cestita.

Troceamos el surimi, lo mezclamos con las gulas y colocamos ambos ingredientes sobre el sofrito.

Horneamos a 160º C a partir de horno frío unos 10-15 minutos y gratinamos 5-10 minutos.

Sacamos del horno y decoramos con las gambas peladas (frías).

Servir aún caliente.

jueves, 16 de agosto de 2018

Cestita de jamón y gambas


Como tenemos en casa aun cestitas de un paquete que compramos, toca gastarlas y así preparamos cenas ligeras acompañadas de alguna ensalada líquida (gazpacho de algún sabor raro).

Ingredientes (2 personas):

2 cestitas (una especie de tortita mexicana con forma de barca)
1 lata de cebolla y calabacín fritos (se vende en supermercados)
2 lonchas de jamón
8 gambas saladas congeladas
Cebollino fresco

Preparación:

Descongelamos y pelamos las gambas.

Colocamos tres o cuatro cucharadas del contenido de la lata de calabacín y cebolla frita en cada cestita.

Sobre el sofrito colocamos la loncha de jamón troceada.

Horneamos a 160º C a partir de horno frío unos 10-15 minutos y gratinamos 5-10 minutos.

Sacamos del horno y decoramos con las gambas peladas (frías) y distribuimos sobre ellas el cebollino fresco troceado.

Servir aún caliente.

miércoles, 15 de agosto de 2018

Ensalada de frutas con jamón


Como tenemos exceso de cerezas en casa, hoy toca cenar nuevamente una ensalada de frutas…

Ingredientes (2 personas):

1 raja de sandía
Membrillo confitado (se vende en blísteres en supermercados)
1 plátano
14 cerezas
3 lonchas finas de jamón salado
Aceite de oliva en spray
Sal

Preparación:

Comenzamos por pelar el plátano y cortarlo a rodajas.

Colocamos las rodajas de plátano en dos cazuelitas de barro, formando un círculo alrededor de su borde.

Quitamos la piel y las semillas (si las tuviese), a la raja de sandía, cortamos la sandía a daditos y la colocamos en el centro de la cazuelita.

Cubrimos las rodajas de plátano con mitades de cereza, desechando su semilla.
Repartimos daditos de membrillo entre las cerezas.

Cubrimos las cerezas con las lonchas de jamón troceadas.

Salamos solo la sandía (el jamón ya es salado) y rociamos todo el conjunto con aceite de oliva.

Guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

martes, 14 de agosto de 2018

Ensalada de queso con cerezas, albaricoques y frutos secos


En esta ocasión he buscado una idea en “Cookpad” para desarrolar una idea diferente para realizar una ensalada de frutas para la cena y he encontrado la receta que nos propone “Asuncion.mc” su “Ensalada de queso de cabra, higos frescos”.

Como es habitual en mí, he adaptado la ensalada que nos propone Asunción a los ingredientes que había en casa.

Receta original:

Ingredientes (2 personas):
1 cogollo de lechuga (solo usaremos parte de él)
2 albaricoques
14 cerezas
4 lonchas de queso semi curado
Mix tostado de piñones, avellanas y almendras

SALSA:
3 cucharadas soperas de aceite de oliva
¼ cucharadita de café de pimienta negra molida
1 chupito de brandy
1 cucharada sopera de salsa Perrins
2 cucharadas soperas de caramelo líquido

Preparación:

Lo más difícil de realizar esta ensalada, es preparar la salsa.

Comenzamos por buscar un bote de cristal con tapa (vale cualquier bote de conserva), vamos introduciendo todos los ingredientes de la salsa en él, tapamos y removemos enérgicamente para que se nos mezclen bien todos los ingredientes, además, así, si nos sobra la podemos guardar para una futura ensalada.

Solo resta probarla y rectificar sabores a vuestro paladar.

A continuación, troceamos la lechuga y la colocamos en el fondo de dos bandejas de barro (o el plato donde vayáis a servir).

Recortamos las cortezas del queso y lo cortamos a cuadraditos, colocándolo alrededor de la lechuga.

Cubrimos cada cuadradito de queso con media cereza deshuesada.

En el centro de cada cazuelita colocamos un albaricoque troceado.

Aderezamos con la salsa que hemos preparado y guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Antes de servir, colocar un puñadito de frutos secos tostados (los frutos secos los colocamos al final por el motivo de que si están mucho rato en la ensalada, se nos pueden reblandecer).