Cosas de Jorge

martes, 31 de julio de 2018

Kombu con trigo sarraceno, lomo y huevo escalfado


En esta ocasión os traigo una receta con ingredientes poco utilizados, de cuando en cuando, me gusta experimentar sabores diferentes.

Realmente esta receta está basada en una receta que nos muestra “Recetas por un tubo”, en su vídeo “Como hacer ramen japonés”, aunque su receta la encontré en la web de “Cookpad”.

Receta original:



Ingredientes (2 personas):
3 puñaditos de trigo sarraceno
4 filetes de lomo
3-4 cucharadas soperas de algas kombu secas
2 huevos
1 tomate
2-3 ajos
Mermelada de fresa (o la que gustéis)
1 pastilla de concentrado de verduras (avecrem de verduras)
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Comenzamos a preparar los huevos poché (huevos escalfados), colocando en un vaso pequeño un trozo de plástico de cocina, lo aceitamos, le cascamos un huevo, lo salamos y lo cerramos uniendo los bordes del plástico que sobresalen del vaso.

Colocamos el plástico con el huevo en agua hirviendo y repetimos la operación hasta preparar todos los huevos que deseemos, podemos preparar más huevos de los necesarios para próximas recetas.

Retiramos los huevos del agua cuando veamos la textura deseada y los sobrantes los vamos colocando en vasitos para guardarlos en el frigorífico cuando se enfríen.

En esta ocasión he optado por utilizar el microondas para cocinar el trigo sarraceno, colocamos este en un cocedor de pastas, para microondas o en un recipiente apto para el microondas, cubierto con un plástico de cocina agujereado, cubrimos de agua, añadimos el concentrado de verdura y colocamos unos 7 minutos a media potencia, comprobamos su estado de cocción y reservamos.

Hidratamos como mínimo unos 15 minutos las algas en un recipiente con agua, o según lo que nos digan las instrucciones del importador.

En una sartén con un generoso chorro de aceite, freímos la cebolla, salándola, para ayudarla a sudar, cortada en juliana y los ajos fileteados.

Mientras se nos fríe la cebolla y los ajos, trocemos los filetes de lomo a trocitos pequeños y los añadimos a la cebolla, cuando esta comience a estar transparente.
Añadimos también las algas previamente escurridas y removemos bien.

Escurrimos el trigo sarraceno y lo añadimos a la sartén para que se mezclen sabores y se nos caliente si se nos ha enfriado.

Solo resta en montarlo con un molde redondo y colocarle un huevo escalfado encima.

Decoramos con una cucharadita de mermelada sobre el huevo y colocamos medio tomate troceado en cada plato, salándolo.

Servir templado.

lunes, 30 de julio de 2018

Pinchos de huevo cuadrado con anchoas


Los pinchos para acompañar un plato, o simplemente de aperitivo, son muy apreciados en casa, por lo cual no me canso de realizar nuevas versiones.

En esta ocasión los he realizado para consumir unos huevos cocidos cuadrados que tenía hace un par de días en la nevera.

Ingredientes (8 unidades)

2 huevos cocidos cuadrados
8 lomos de anchoa en aceite
8 pepinillos en vinagre pequeñitos
8 aceitunas rellenas
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Preparar huevos cuadrados o con la forma que deseéis es tarea facilísima y además así, podéis dar la forma que deseéis a los huevos y evitáis tener que pelarlos.

Aunque tenía los huevos cocidos, os cuento que siempre cuezo huevos de sobra para futuras recetas y a continuación os explico cómo cocer huevos con forma para vuestras recetas.

El secreto de dar formas al huevo cocido, consiste en utilizar moldes de silicona de la forma que deseéis, aceitáis el molde, cascáis en el molde el huevo, lo especiáis y lo cocéis al vapor hasta que el punto de cuajado sea el deseado, dejáis enfriar y desmoldáis, así de simple (mis moldes preferidos son moldes de magdalenas cuadradas de silicona).

Una vez tenemos los huevos cocidos solo nos resta montar nuestros pinchos.

Cortamos en cuatro daditos cada huevo.

Enrollamos un lomo de anchoa en aceite en cada pepinillo en vinagre.

Insertamos una aceituna en cada palillo, a continuación colocamos el pepinillo con el lomo de anchoa en el palillo y culminamos nuestro pincho pinchándolo en nuestro dadito de huevo duro.

Repetir la operación hasta terminar todos los ingredientes.

domingo, 29 de julio de 2018

Ensalada líquida de pepino y remolacha


Otros años suelo hacer muchas ensaladas líquidas (salad shake), pero este año esta es una de las primeras que he realizado.

Cotilleando por “Cookpad”, he encontrado la receta que nos presenta “ChikiTiki” desde Málaga (España), presentándonos su “Crema fría de pepino y remolacha #fácil”, la cual me he permitido versionar, como es mi costumbre.

Receta original:

Ingredientes (4 personas):

1 remolacha cocida
1 pepino
1 raja de sandía
4 huevos
4 lonchas gruesas de mortadela (para cortarlas a daditos)
1 ajo
Menta fresca
1 limón (su zumo colado)
Aceite de oliva
Azúcar
Sal

Preparación:

Para realizar esta receta comenzaremos por realizar los huevos poché, hay muchas formas de realizarlos, yo suelo utilizar el sistema para torpes, pero hay otros sistemas de realizarlos.

Mi sistema consiste en simplemente colocar una olla con agua en el fuego hasta que comienza a hervir.

Mientras corto un cuadradito de plástico de cocina por cada huevo que voy a realizar, lo aceito, coloco el plástico en el interior de un vaso pequeño, casco el huevo, lo salo, cierro los bordes del plástico y lo introduzco en el agua hirviendo hasta que veo la clara cocida, momento en que retiro el huevo del agua y lo dejo enfriar.

Repetir la operación hasta terminar los huevos.

Mientas se enfrían los huevos preparamos nuestra ensalada líquida.

Troceamos el pepino (no es necesario pelarlo), la remolacha, la sandía (desechando su piel y semillas) y colocamos todos estos ingredientes troceados en un recipiente apto para la batidora.

Añadimos el ajo pelado, las hojas de menta fresca, un generoso chorro de aceite de oliva, el zumo de limón y sal.

Trituramos y rectificamos el punto de aceite, limón y sal, si os queda muy ácido o con un ligero toke amargo, añadimos una cucharada de postre de azúcar y probamos para adaptar los sabores a vuestro paladar.

Solo resta repartir nuestra ensalada en los platos donde los serviremos, repartir en ellos los daditos de mortadela y colocar en el centro de cada plato un huevo poché que ya estará frío (quitándole el plástico que utilizamos para cocerlos).

Guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

sábado, 28 de julio de 2018

Higos con cerezas


Aunque los higos solos son un manjar, si además los unimos a otros sabores ricos son un placer para la vista y el paladar.

Ingredientes (2 personas):

4 higos
9 cerezas
1 yogurt natural
Caramelo líquido

Preparación:

Repartimos en el fondo de dos cazuelitas de barro el contenido de nuestro yogurt.

Trocemos en cuatro partes cada higo, desechando el rabito y la parte inferior que es un poco dura.

Los colocamos sobre el yogurt.

Quitamos la semilla a las cerezas, partiendo estas por la mitad y vamos colocando las mitades en las cazuelitas de barro, junto a los higos.

Rociamos con abundante caramelo líquido y guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

viernes, 27 de julio de 2018

Queso rebozado


Hace unos días encontré una receta que me llamó mucho la atención, en el blog de Alicia “Comememucho”, se trata de su receta de “Figues albardaes”, se trata de unos higos secos hidratados y rebozados, que por cierto, mi versión quedo riquísima y como me sobro mucho mejunje que prepare para rebozar los higos, aproveche para experimentar también otra receta de Alicia, “Queso de cabra frito con rebozado de pretselz”.

Receta original de los higos:

Receta original del queso rebozado:

Ingredientes (10 unidades):

10 lonchas de queso semi
1 huevo
Harina normal
25 g de levadura fresca
½ vaso de agua
Anís para hidratar los higos
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Aunque la masa para el rebozado es sobrante de la receta de higos, os cuento como se realiza.

Templamos el medio vaso de agua y deshacemos la levadura fresca en ella, dejándola unos 15 minutos para que se active la levadura.

Mientras batimos el huevo, añadimos la levadura y la sal.

Añadimos la levadura que tenemos reservada y mezclamos bien hasta obtener una textura de natillas.

Colocamos una sartén con abundante aceite de girasol (deja menos sabor que el de oliva para postres), a fuego medio.

Vamos pasando las lonchas de queso por esta masa y los freímos en el aceite.

Vamos reservando las lonchas de queso rebozado en una bandeja con papel de cocina para que absorba el excedente de aceite.

Dejar enfriar y comer.

Nota: aproveche las últimas cuatro lonchas de queso rebozado que sobraron, para unirlas cortadas a cuadraditos a unos huevos poché que probare esta noche con espaguetis y frutos secos, a ver que surge…

jueves, 26 de julio de 2018

Pisto de la mama de Chicote (adulterado)


El otro día cotilleando por YouTube, encontré un vídeo de Chicote cocinando con su madre, se trata del vídeo “Pisto receta de la Madre de Alberto Chicote, Angelines”.

Como justamente tenía calabacines y berenjenas en el frigorífico, que no sabía en que utilizar, se me ocurrió realizar un sartenazo de pisto y guardarlo en recipientes en el congelador, para futuras recetas y de paso utilizarlo para realizar unas empanadillas de chorizo y morcilla que a mi mujer le gustan mucho.

Receta original:
https://www.youtube.com/watch?v=PLbwoq_GXdM

Ingredientes (7 tarrinas):
3 berenjenas
3 calabacines
1 kilo de tomate de lata triturado
1 tetrabrik de tomate frito (250 g)
1 cebolla grande
1 pimiento pequeño
6 ajos
2 pastillas de concentrado de carne (Avecrem)
Orégano
Sal
Aceite de oliva

Preparación:

Colocamos una sartén grande a fuego fuerte con un generoso chorro de aceite.
Pelamos y cortamos en juliana la cebolla.

Lavamos y cortamos también en juliana el pimiento.

Freímos ambos ingredientes en el aceite, salándolos, para ayudarles a sudar, hasta que estén tiernos.

Mientras, pelamos las berenjenas y las cortamos a daditos.

Lavamos y troceamos a daditos los calabacines.

Cuando la cebolla y el pimiento estén blanditos añadimos las berenjenas y los calabacines, dándoles unas vueltas a fuego fuerte.

Bajamos el fuego a muy baja potencia y añadimos la lata de tomate natural, el concentrado de carne, el orégano, removemos y tapamos, dándole una vuelta cada 20 o 30 minutos, hasta que el tomate este frito, si se nos queda seco, podemos añadir un poco de agua.

Mientras pelamos y fileteamos los ajos.

Añadimos el tomate frito, generalmente no le pongo, pero como tengo excedente de tomate frito en casa y raramente lo usamos, en lugar de poner una cucharada de azúcar para matar el ácido del tomate, le puse el tomate frito que ya lo saben cargar bastante de azúcar o algún sucedáneo de este.

Añadimos los ajos fileteados, removemos y dejamos cocer a fuego bajo, tapado, unos 15 minutos más.

miércoles, 25 de julio de 2018

Merluza a la vasca con espárragos almejas y huevo (cocina vasca)


Como Silvia (mi mujer, y mi peor enemiga en la cocina) es de Bilbao, he querido dedicar a ella, una semana de recetas vascas, pero llevo 15 días desarrollando la idea y solo he tenido espacio para cocinar una “Tortilla vasca de bacalao” y esta receta que os presento hoy.

La idea era realizarla con rodajas de merluza, pero como hace tantos días que las compre, no las he encontrado en la inmensidad del congelador y opte por filetear una merluza congelada que tenía en el congelador…

La idea para realizar esta receta la encontré en “Cookpad”, cotilleando la receta de “asunción.mc”, la cual nos presenta una estupenda receta de “Merluza a la vasca con almejas y huevo duro”, que con mis variaciones quedó estupenda.

Receta original:


Ingredientes (2 personas):

1 merluza congelada no muy grande
1 bolsa de espárragos verdes congelados
2 puñaditos de mejillones congelados
1 pastilla de concentrado de carne (Avecrem)
1 cebolla
4 ajos
1 huevo duro
1 copa de brandy
Harina
Perejil fresco
Aceite de girasol
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Una vez descongelada la merluza, le eliminamos las aletas, la raspa y la fileteamos.

Salamos los filetes de merluza, los pasamos por harina y los freímos en aceite de girasol caliente (aunque soy adicto al aceite de oliva, para rebozados o postres suelo utilizar aceite de girasol porque para los postres no deja sabor y para los rebozados es más barato), reservamos en un plato.

Colocamos una sartén con un generoso chorro de aceite de oliva y dejamos calentar a fuego medio, mientras pelamos y troceamos la cebolla en juliana, también pelamos y fileteamos los ajos.

Freímos los ajos y la cebolla hasta que esta esté transparente.

Añadimos una cucharada sopera de harina, el brandy, flambeamos y removemos.

Añadimos ½ litro de agua, el concentrado de carne y los espárragos sin descongelar.

Dejamos cocer a fuego lento hasta que los espárragos estén tiernos.

Añadimos los filetes de merluza, los mejillones el huevo duro troceado y el perejil fresco, dejamos cocer unos 5 minutos a fuego bajo y servimos.

martes, 24 de julio de 2018

Cenando atun y jamon dulce


La otra noche estábamos muy vagos en casa, como nos había sobrado casi toda la barra de pan al medio día, preparamos esta rapidísima cena.

Ingredientes (2 personas):

1 lata de atún grandecita
1 loncha de jamón dulce también grande
Tomate maduro
¾ de baguette (una barra de pan de 250 g sin las puntitas)

Preparación:

Cortamos 4 rebanadas de pan y la untamos con tomate maduro.

Cortamos la loncha de jamón dulce en cuatro trozos y doblamos cada trozo hasta obtener el tamaño aproximado de las rebanadas, colocando el jamón sobre las rebanadas.

Abrimos el resto del pan en dos (como si fuéramos a preparar un bocadillo) y cortamos cada mitad en tres trozos.

Untamos cada trocito de pan con tomate maduro y cubrimos de atún en aceite.

Colocamos en cada plato 2 rebanadas con el jamón dulce y 3 trocitos de pan con atún.

lunes, 23 de julio de 2018

Copa de gambas con mayonesa de zanahoria


Realmente esta receta es una variante del conocido “cóctel de gambas”, pero en esta ocasión hemos sustituido la salsa rosa, por “mayonesa de zanahoria” y lo hemos decorado con medio huevo cuadrado y unas cerezas.

Receta para confeccionar la mayonesa de zanahoria:

Ingredientes (2 personas):

1 huevo cocido
4 cerezas
4 puñaditos de gambas peladas congeladas
6 ajos
Lechuga
Mayonesa de zanahoria
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

En primer lugar prepararemos nuestro huevo cuadrado (o con la forma que deseéis), es muy fácil realizarlo, simplemente es necesario un molde de silicona previamente aceitado, cascamos en dicho molde el huevo, lo salamos y lo cocemos al vapor hasta que se cuaje, dejamos enfriar y desmoldamos.

Pelamos, fileteamos y freímos en una sartén con un chorro de aceite los ajos, cuando estos comiencen a tomar color le añadimos las gambas previamente descongeladas, las salamos y les damos unas vueltas hasta que cambien de color.

Troceamos unas hojas de lechuga y las repartimos en el fondo de dos copas.

Sobre la lechuga repartimos las gambas y sobre las gambas colocamos un par de cucharadas de mayonesa en cada copa, cubriendo las gambas.

Partimos por la mitad nuestro huevo cuadrado y colocamos cada mitad en el centro de cada una de las copas.

Decoramos las esquinitas de las copas con mitades de cerezas deshuesadas.

Guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

domingo, 22 de julio de 2018

Higo con fresas


El otro día, en un conocido supermercado encontré unos higos gigantes a cosa de 5 euros el kilo, la verdad, son un poco sosos, pero como eran los primeros higos que vemos, los guardamos raudo y veloz en el carro.
Como son poco dulces aproveche para hacer mis combinaciones de frutas.

Ingredientes (2 personas):

1 higo gordo
6 fresas
1 yogurt natural
Azúcar

Preparación:

Comenzamos repartiendo el yogurt entre dos cazuelitas de barro.

Partimos por la mitad el higo gigante (si son más pequeños poned más higos), lo troceamos para poderlo comer con una cucharilla de postre cómodamente y lo colocamos sobre el yogurt, procurando que no se desmonte mucho, guardando su forma de medio higo.

Decoramos a su alrededor con las fresas también troceadas.

Colocamos una cucharada sopera de azúcar, sobre cada mitad de higo y la quemamos con el soplete de cocina.

Guardar en el frigorífico y servir frío.

sábado, 21 de julio de 2018

Jamón de pavo relleno


Estas navidades pasadas compre dos jamoncitos de pavo, pero acabaron perdiéndose en las profundidades del congelador, la verdad es que andaba buscando un solomillo, pero al ver los jamones de pavo, se me antojo cocinarlos.

Realmente pensaba hacerlos como suelo hacer la mayoría de veces el pollo, pero como siempre me gusta cotillear que hacen los demás, con el ingrediente principal que voy a utilizar, en “Cookpad” encontré una estupenda receta que nos mostraba “Cuqui” sus “Muslos de pavo rellenos”.

Receta original:

Receta original en vídeo:

Ingredientes (2 personas):

2 muslos de pavo congelados
1 patata muy grande
1 tomate
4 tranchetes de queso
2 lonchas de jamón cocido
1 vaso de vino blanco seco (moriles o fino)
Orégano
Hierbabuena en polvo
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Comenzamos por introducir los jamones de pavo en la nevera la noche anterior para que se descongelen lentamente.

Una vez descongelados los jamoncitos, pelamos la patata (o más si son pequeñas) y las freímos a baja temperatura en la freidora, hasta que las patatas estén tiernas.

Sacamos los jamoncitos de su envoltorio y los deshuesamos con cuidado de no cortarnos.

Una vez convertidos los jamones en una especie de filete, los salamos, les añadimos la hierbabuena y el orégano, colocamos en cada filete dos tranchetes de queso y una loncha grande de jamón dulce.

Doblamos nuestro jamoncito con complejo de filete, uniéndolo con tres palillos (o los que necesitéis), para que no se nos desmonte cuando le demos la vuelta.

Cortamos un tomate a lonchas finas.

Precalentamos durante 15 minutos a 160º, mientras montamos los platos.

En mi caso utilice de plato dos bandejitas de barro, así solo mancharemos los platos donde comeremos.

Aceito con un generoso chorro de aceite de oliva cada bandejita.

Colocamos sobre el aceite las patatas que hemos confitado en la freidora y las salamos.

Sobre las patatas repartimos las rodajas de tomate, salándolas también.

Sobre estas colocamos los jamoncitos y repartimos el vino entre ambas bandejitas.

Horneamos durante 45-60 minutos, con calor arriba y abajo a 160º dando la vuelta, cada 15 minutos.

Si fuera necesario, podéis añadir más vino, en mi caso no fue necesario.

viernes, 20 de julio de 2018

Ositos de calabaza y queso


Para realizar esta receta me he basado en la idea de mi amiga argentina Patricia que tiene un interesante blog con recetas argentinas; “Caserissimo recetas” de su receta de “Timbal de calabaza”.

Receta original:

Ingredientes (2 personas):

8 rebanadas de pan tostado
Foie gras
Sobrasada de untar
300 g de calabaza cocida
4 quesitos en porciones
2 huevos
Pan rallado
Aceite de girasol
Sal

Preparación:

Como hace unos días, cocí una calabaza entera, al vapor y no la utilice toda, hoy partimos de la calabaza cocida que me sobro de realizar otra comida.

Quitamos la piel y las semillas de la calabaza, quitamos el papel a los quesitos en porciones y pasamos la calabaza y los quesitos por el pasapurés (si no tenéis pasapurés se puede hacer una especie de puré con el queso y la calabaza con la ayuda de un tenedor).

Añadimos los huevos y sal al gusto a nuestro puré de calabaza y queso, le vamos agregando pan rallado hasta que quede una textura de bechamel para hacer croquetas.

Aceitamos con aceite unos moldes de osito de silicona (o de la forma que gustéis) y horneamos a 160º a partir de horno frío unos 45 minutos o hasta que la calabaza se cuaje.

Dejamos templarse y desmoldamos.

Antes de servir untamos las rebanadas de pan tostado con el foie-gras y la sobrasada (hay que hacerlo antes de servir para que el pan no se ponga tierno).

Colocamos dos rebanadas de cada y dos ositos en cada plato.

Si os sobran ositos, se pueden congelar para otro día.

jueves, 19 de julio de 2018

Judías verdes con huevo y atún


Continuamos realizando cenas ricas y fáciles para días vagos, aprovechando unas sobras de judías verdes cocidas.

Ingredientes (2 personas):

2 puñaditos de judías verdes cocidas
2 huevos
1 lata de atún
Kétchup
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Aceitamos 2 bandejitas y repartimos entre ellas las judías verdes.
Salamos y rociamos con un poco de aceite.

Calentamos al horno unos 8 minutos, a 150º a partir de horno apagado, si no están suficientemente calientes, poner 2-3 minutos más.

Aunque el huevo lo podríamos cocinar al hornear las judías, simplemente cascándolo sobre ellas, he optado por freírlo en una sartén que para mi gusto queda más rico y además se controla mejor el cuajado de la yema.

Cuando las judías estén calientes, colocamos un huevo frito sobre cada bandejita.

Repartimos una lata de atún en aceite (escurriendo el aceite) entre ambas bandejitas.

Decoramos con kétchup.

Servir caliente.

miércoles, 18 de julio de 2018

Patatas y huevo con mayonesa de zanahoria


Hoy os traigo una riquísima ensalada la cual esta riquísima con mayonesa normal, pero he querido enriquecerla con una mayonesa de zanahoria que solemos hacer mucho en casa.

Receta de mayonesa de zanahoria:


Ingredientes (2 personas):

2 patatas cocidas
2 huevos cocidos
Cebollino fresco (puede sustituirse por perejil fresco)
Mayonesa de zanahoria (puede sustituirse por mayonesa normal de bote)

Preparación:

Nada más simple que preparar esta deliciosa ensalada, comenzamos pelando y troceando las patatas.

Pelamos y troceamos los huevos duros a tamaño similar a las patatas.

Introducimos las patatas y los huevos en un recipiente, añadimos 3 o 4 cucharadas soperas de mayonesa y removemos.

Decoramos con cebollino fresco picado.

Guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

martes, 17 de julio de 2018

Pinchos de anchoas con fresas y pepinillos


Los pinchos o banderillas son un entrante muy apreciado en casa y aunque parezca muy raro, la combinación de las fresas con el vinagre y el salado queda muy agradable hasta para los paladares más críticos.

Ingredientes (6 pinchos):

1 patata cocida
3 lomos de anchoa
3 fresas
6 pepinillos pequeños
6 aceitunas rellenas

Preparación:

Pelamos y troceamos la patata en seis trozos.

Sobre cada trozo de patata colocamos medio lomo de anchoa (si lo quereis mas salado podéis poner el lomo entero).

Colocamos media fresa sobre la anchoa.

Insertamos una aceituna y un pepinillo en cada palillo y pinchamos sobre la fresa uniendo todos los ingredientes.

Repetir la operación hasta acabar todos los ingredientes.

Guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

lunes, 16 de julio de 2018

Estofado de cerdo con judías verdes


Aunque prefiero el estofado de ternera con patatas, en esta ocasión opte por carne de cerdo que tenía perdida en el congelador y unas judías verdes frescas que compramos el otro día en la frutería, cocinándolo a fuego lento, en una olla de barro y servido en platos enormes.

En esta ocasión utilizaremos un sofrito que ya teníamos preparado con anterioridad, guardado y etiquetado en el congelador.

Receta para realizar el sofrito:
http://blogs.elcorreo.com/jorbasmar/2012/04/06/sofrito-de-col/

Ingredientes (4 personas):

500 g de carne de paletilla de cerdo a tacos
3 patatas grandes
1 zanahoria
150 g de sofrito
1 pimiento italiano pequeño
½ cabeza de ajos
1 pastilla de concentrado de carne
Colorante alimentario (azafrán)
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Colocamos un chorro de aceite en la olla de barro, añadimos los trozos de carne y les damos vueltas hasta que estos cambien de color.

Añadimos el sofrito, agregamos la pastilla de concentrado de carne, el colorante alimentario, cubrimos de agua, tapamos bajando el fuego al mínimo.

Cuando la carne comience a estar tierna (alrededor de unos 60-90 minutos) añadimos los ajos desgranados, sin pelarlos.

Añadimos las patatas troceadas de tamaño similar a los trozos de carne, las judías verdes y la zanahoria también troceadas.

Tapamos nuevamente (añadiendo agua si fuera necesario) y dejamos cocer a fuego lento hasta que estén tiernas las verduras.

Probar por si se ha de rectificar el punto de sal y servimos.

Buen provecho.

Nota:
Si queréis el caldo más espesito, se puede disolver una cucharada de harina de fécula de maíz o comercialmente mas conocida como Maizena, en un vasito de agua fría y añadirlo al guiso cuando colocamos las verduras.

domingo, 15 de julio de 2018

Huevo cuadrado con jamón y queso


Hoy os traigo un aperitivo simple, pero con la “rareza” de un huevo cocido que además tiene un quesito en porciones junto a su yema.

Ingredientes (4 unidades):

1 huevo
1 quesito en porciones
4 aceitunas rellenas
1 loncha de jamón serrano
Aceite de girasol
Sal

Preparación:

Comenzaremos por cocer nuestro raro huevo cocido.

Aceitamos un molde de silicona para realizar magdalenas cuadradas, añadimos un quesito en porciones, cascamos sobre este el huevo, salamos y cocemos al vapor hasta que se cuaje (con el mismo trabajo podéis cocer más huevos similares para futuras recetas).

Dejamos enfriar el huevo, desmoldamos y cortamos en cuatro trozos.

Cortamos una loncha de jamón serrano en cuatro trozos y doblamos cada trozo al tamaño aproximado de nuestros trocitos de huevo con queso.

Insertamos las aceitunas en cuatro palillos, añadimos a cada palillo un trocito de jamón dobladito y unimos a cada cuadradito de huevo.

Guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

sábado, 14 de julio de 2018

Croasanes salados, acompañados de volovanes


Hace unos días estaban de oferta unos bolsones de cruasanes y compramos dos bolsas, así que ahora toca cenar unos días comidas similares a la que os presento hoy.

Ingredientes (2 personas):

4 cruasanes
6 volovanes pequeños
1 lata de atún en aceite
6 pepinillos en vinagre pequeños
Kétchup
Sobrasada para untar
Foie gras

Preparación:

Abrimos los cruasanes por la mitad, untamos dos de ellos con sobrasada y los otros dos con foie gras.

Llenamos los volovanes con el atún en aceite escurrido, decoramos cubriendo el atún con el kétchup y le pinchamos un pepinillo en vinagre, como véis en la foto.

Repartir los cruasanes y los volovanes entre dos platos.

Servir y comer.

viernes, 13 de julio de 2018

Croquetas de calabaza con tocino


El otro día encontré en “Cookpad”, una interesante receta de croquetas presentada por “The Hitchcook”, me refiero a su receta de “Croquetas de calabaza y guisantes”, en la cual nos sustituye la habitual bechamel por calabaza, aprovechando que tenía para cocer una calabaza, me pareció interesantísima su propuesta.

Receta original:

Ingredientes (2 personas):

4 filetes de cabezada de lomo de cerdo
1 tomate
400 g de calabaza cocida
150 g de panceta troceada
½ cebolla
1 huevo
Queso rallado
Pan rallado
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Comenzamos cociendo la calabaza, suelo cocerla al vapor entera, así aprovecho para cocer más verduras para futuras recetas.

Con esta receta os saldrán aproximadamente 15 croquetas, yo solo utilice 6, el resto las guarde para otro día.

Una vez fría la calabaza, le retiramos la piel, sus semillas y la troceamos.

Troceamos la cebolla en juliana, la freímos en un poco de aceite, salándola, junto con la panceta, hasta que la panceta esté tierna y la cebolla blandita.

Añadimos la calabaza y damos vueltas hasta que todo forme como una pasta y la calabaza pierda su agua, también añadimos el queso rallado al gusto.

Dejamos enfriar.

Solo nos resta formar las bolitas con ayuda de dos cucharadas soperas.

Pasamos las croquetas en primer lugar por pan rallado, después por huevo batido y nuevamente por pan rallado.

Ya están listas para freír, pero como las iba a freír en freidora y no quería correr riesgo de que se me desmontaran, opte por congelarlas para utilizarlas al día siguiente.

Mientras se nos calienta el aceite de la freidora, freímos en una sartén la cabezada de lomo, salándola.

Freímos las croquetas sin descongelar en aceite muy caliente.

Colocamos en cada plato tres croquetas, dos filetes de lomo y un tomate troceado crudo, simplemente lo aderezaremos con sal.

Servir y comer.

jueves, 12 de julio de 2018

Cruasanes fritos rellenos de melon


Para consumir unos cruasanes que compramos de oferta se me ocurrió realizar este delicioso y fácil postre.

Ingredientes (8 unidades):

8 mini cruasanes
Melón
1 huevo
Azúcar
Canela
Aceite de girasol

Preparación:

Para realizar esta receta será necesario un descorazonador de manzanas.

Con cuidadito realizamos un agujero longitudinal en cada cruasán, con el descorazonador de manzanas, en el cual posteriormente introduciremos el melón, reservad el trocito de masa sobrante de los cruasanes.

Cortamos una rodaja de melón, como si el melón fuera una piña, de grosor algo menor que la longitud de los cruasanes.

Con el descorazonador de manzanas hacemos 8 agujeros en la rodaja de melón, así obtendremos 8 tiritas de melón para introducirlas en los cruasanes.

Calentamos a fuego medio en una sartén el aceite.

Introducimos una tirita de melón en cada cruasán y tapamos los extremos con trocitos de sobrante de la masa sacada de los cruasanes.

Batimos el huevo, pasamos los cruasanes por el huevo y los vamos friendo uno a uno en el aceite.

Dejamos reposar un poco sobre papel de cocina para que suelten el excedente de aceite.

Mezclamos azúcar y canela en un plato y rebozamos los cruasanes fritos aun calientes en este azúcar.

Dejar enfriar y comer.