Cosas de Jorge

viernes, 7 de enero de 2011

Norir y descansar


Hoy es un día raro.
Por la mañana me he levantado tarde, Silvia se ha ido solita a buscar el pan y de paso ha cargado en la verdulería, tiene un peligro comprando….
He cortado madera para el fuego y me ha costado un faenón encender el fuego, la madera estaba muy húmeda.
Más tarde, me han dado por Messenger,  la noticia de que un antiguo compañero de radio de Silvia había muerto, hace semanas que contábamos con ello, el hombre estaba muy enfermo y era mayor.
Este es el tema que deseo desarrollar hoy.
Cuando estas enfermo, por muy grave que estés, siempre queda la esperanza de recuperarse, pero la verdad, cuando estas en un estado que tienes que estar sedado, lleno de tubos y sufriendo, cuando llega la muerte ¿no será quizás cuestión de celebrarlo?
Ciertamente, egoístamente hablando, para las personas que nos quedamos, prescindir de esa persona no nos gusta y es duro, pero también debemos pensar en lo que esa persona desea, en lo que esa persona padece, tumbado en la cama de un hospital, día tras día. Lleno de pastillas y de tubos para mantenerse con vida…..