Cosas de Jorge

martes, 22 de febrero de 2011

Vampiros


Hoy, viajaremos a Rumania, Transilvania, para ser más exactos…..
En Transilvania, se encuentra el castillo de Bran (Töcsvári kastély), una bella fortaleza medieval en la cual se desarrolla la historia de la novela de Bram Stoker (Drácula).
Realmente Drácula no habito jamás este castillo, solo fue habitado por la imaginación de Bram Stoker.
Ciertamente los vampiros con una realidad, realmente existen.
Su nombre científico es desmodus rotundus, se trata de un tipo de murciélago, capaz de volar, realmente (como en las películas) se alimenta de sangre de otros animales.
Se trata de un animal muy pequeño, pesa entre 30 y 50 g. aunque su envergadura (cuando despliega sus alas), le hace parecer más grande, suele medir de punta a punta de sus alas unos 35 cm, cuando su longitud no suele sobrepasar los 10 cm.
Otra curiosidad de estos animalitos es su forma de orientarse en la oscuridad, lo realiza emitiendo unos ultrasonidos que le dicen al escucharlos los obstáculos que tiene a su alrededor (es el principio básico que hace funcionar a los radares).
Ahora iremos a lo más interesante del post…. Al decir vampiro, nadie suele acordarse del animalito, si no del Conde Drácula o cualquier otro sucedáneo.
Los vampiros de Bran Stoker ¿realidad o ficción?
Curiosamente existe una enfermedad llamada porfiria donde las personas afectadas no soportan la luz del sol, el mal funcionamiento de una proteína de la hemoglobina (globulos rojos) responsables de la oxigenación de nuestras células, su sintomatología la podríamos confundir con lo que conocemos como vampiro.
Otra curiosidad de esta enfermedad es que los ajos son potentes destructores de la sproteinas que hablábamos con anterioridad, es que simplemente el olor de los ajos a los enfermos de porfiria les genera una agravamiento de su enfermedad, llegando incluse a generarles fuertes dolores abdominales.
¿Sera esta la auténtica explicación sobre las leyendas de vampiros? ¿Quién sabe?
He encontrado estos dos videos que considero interesantes