Cosas de Jorge

viernes, 29 de enero de 2016

Magra de cerdo con salsa de café y huevo


El otro día por casualidad descubrí la web “Food From Portugal,” de la cual me llamo mucho la atención, una de las recetas que nos muestra y no he podido resistir la tentación de imitarla, con muy poquitas modificaciones.

La receta en cuestión es “Steak with coffee sauce” y la verdad es un gusto diferente, pero delicioso y a la vez el plato tiene una presentación sorprendente.

Mi versión, en pocas palabras, la podríamos resumir en unos filetes de magro de cerdo, fritos y bañados por una bechamel de café, decorados con un huevo frito y unos ajos aplastados.

Ingredientes (2 personas):

4 filetes de magro de cerdo
2 huevos
1 cucharada de almidón de maíz (Maizena)
100 ml de leche
100 ml de lambrusco (vino rosado espumoso italiano)
8 dientes de ajo
Laurel
Aceite de oliva
Sal
Pimienta

Preparación:

Salpimentamos los filetes de cerdo, aplastamos con la ayuda de un cuchillo los ajos (sin pelarlos) y los añadimos a la carne, junto el laurel y dejamos macerar media horita.

Freímos los filetes, junto los ajos y la hoja de laurel, en una sartén con el aceite de oliva.

Retiramos los filetes y los ajos a un plato y reservamos la sartén con el aceite sobrante.

En un vaso colocamos la leche (aproximadamente medio vaso de agua) y le agregamos el almidón de maíz, dejándolo un rato hidratarse, ayudándole con una cuchara, para que se integre bien la leche y el almidón.

Colocamos de nuevo la sartén de haber frito los filetes al fuego y le añadimos el vino, llevándolo a ebullición para eliminar su alcohol.

A continuación, añadimos la leche que tenemos reservada junto a la sémola de maíz y dejamos cocer a fuego lento, dándoles vueltas con la ayuda de una cuchara, hasta que la salsa tenga el espesor que deseemos.

Troceamos los filetes con la ayuda de unas tijeras (como los serví en una fuente, cortarlos en la mesa sería un poco incómodo), y los añadimos a la sartén.

En otra sartén con un poco de aceite freímos los huevos, salpimentando estos.

En dos bandejas repartimos en su fondo la carne y nuestra especie de bechamel de café y sobre la carne colocamos un huevo frito.

Servir caliente.