Cosas de Jorge

martes, 24 de diciembre de 2013

Pastel de lomo



En esta ocasión os contare una de mis desventuras en la cocina.

Este pastel de lomo es la segunda versión de la “Tarta de chocolate, calabaza, semillas de lino, almendras y nueces” de la web de Mara en Gredos.

La verdad es que comencé a preparar una receta parecida a la de Mara, con un molde plástico con forma de castillo que había usado un montón de veces (al microondas), como hacía tiempo que tenía ganas de saber si resistía al horno o no, pues lo probé, se derritió a los 15 minutos, aproximadamente y la masa de la tarta acabo en el comedero de las gallinas, el molde fundido se lo dejé a Silvia (mi mujer), que disfruta quemando cosas en la barbacoa… manías de mujer.

Pues visto lo visto, y que ya se acercaba la hora de ponerme a cocinar, tenia 6 filetes de lomo, aun sobraba calabaza cocida en la nevera y tenia restos de patatas fritas y berenjenas cortadas a rodajas finas.

Pues con esos ingredientes y la idea de la tarta de Mara hice una mezcla, que la verdad quedo muy agradable de sabor.

La patatas fritas chips, caseras, de un día para otro quedan asquerosas (que aunque eran de ese tipo) así quedaron bien.

Vayamos a la receta.

Ingredientes (4 personas):

250 g de calabaza (previamente cocida)
½ berenjena (laminada y frita)
1 patata mediana (laminada y frita)
6 filetes de lomo
4 huevos
3 cucharadas de harina
Orégano
Sal

Preparación:

Recordad que tanto la calabaza, como la patata y la berenjena son sobras de otras recetas, así nos evitamos trabajo y se aprovechan esos restos que se van acumulando en la nevera.

En un recipiente introducimos la calabaza y la machacamos con el tenedor hasta obtener una papilla.

A la papilla de calabaza le agregamos los 4 huevos y mezclamos.

Añadimos sal y orégano.

Añadimos las tres cucharadas soperas colmadas de harina y mezclamos bien.

Si nos queda demasiado espesa, podemos licuar con un poco leche o poner menos harina, en mi caso no fue necesario agregar leche.

También en una sartén doramos los filetes de lomo, poco hechos, ya se terminaran de hacer en el horno.

Ahora viene el peligro, que en este caso para evitar problemas utilice un molde de cristal y me dejé de moldes de castillitos, que el único que tenia estaba esperando turno a perecer en las llamas de la fogata de mi mujer, pobrecito llevaba, conmigo mas años que la mujer.

Para evitar problemas de desmoldaje, coloco sobre el fondo del molde un papel de hornear.

Podemos ir encendiendo el horno, la parte baja a 180º, para meter el pastel cuando terminemos de montarlo.

En el fondo del molde colocamos una capa finita de la masa que hemos preparado, tiene que tener una textura de bechamel.

Sobre esa fina capa, colocamos una capa de patatas y berenjenas.

Sobre esta capa colocamos otra de nuestra masa.

A continuación colocamos los filetes de lomo.

Otra capa de masa sobre los filetes de lomo.

Sobre la masa otra capa de berenjena y patata.

Cubrimos con la masa restante.

Tendremos el horno precalentado, introduciremos el pastel en la zona media alrededor de una hora, vigilando la cocción, que cada horno es un mundo.

Si queréis que os quede más doradita por encima, a última hora, podéis colocarle un poco de queso rallado y gratinan unos 10 minutos, yo no lo hice.