Cosas de Jorge

domingo, 22 de diciembre de 2013

Mnemotecnia


La mnemotecnia, palabra surgida a principios del siglo XIX, también conocida como nemotecnia, consiste en una técnica que por medio de asociaciones mentales facilita a nuestro cerebro poder recordar ciertas informaciones.

El origen de esta palabra, procede de una antigua diosa griega de la memoria, Mnemosina.

También son considerados trucos mnemotécnicos, cambiarse el reloj de mano, colocarse el teléfono en otro bolsillo del habitual, o simplemente cambiarse el anillo de mano.

La mnemotecnia puede ayudar a estudiar, pero realmente no es considerada una técnica de estudio, estudiar no es solo memorizar datos.

Aunque realmente con la mnemotecnia no se aumenta la memoria, nos enseña a utilizar nuestras neuronas, al hacerlas trabajar más, personalmente opino que más ágiles si se vuelven, además de que estas, aprenden a trabajar más eficazmente.

Los métodos más habituales suele ser utilizando casilleros mentales, tema del cual ya os he hablado en mi post “Ejercitando la mente”, y las conversiones numéricas.

Para utilizar los casilleros mentales hay que preparar una lista de números y asociarlos con palabras comunes, podéis unirlos a la imagen que deseéis, las “imágenes que os coloco a continuación son las que uso yo, después esta lista debéis asociarla a los datos nuevos que deseáis recordar.

0-Donut
1-Arbol
2-Pato
3-Culo
4-Mesa
5-Gancho
6-Pipa
7-Precipicio
8-Muñeco de nieve
9-Gusano

Los casilleros mentales consisten en asociar una lista de palabras, como la anterior, que ya tenemos memorizada en la mente, con esos nuevos datos que queremos memorizar.

Las conversiones numéricas, en cierta forma es lo opuesto, consiste en utilizar letras, para recordar números.
A cada número le asignamos un grupo de consonantes, como podrían ser…

0 – R-RR
1 – T-D
2 – N-Ñ
3 – M
4 – C
5 – L-LL
6 – S-Z
7 – F-J
8 – G-H
9 – P-V-B

Entonces para recordar un  número en concreto, deberemos traducirlo a estas consonantes, colocando entre ellas las vocales que nos convengan para obtener una palabra que nos haga recordar el número en cuestión.

Por ejemplo, el número “1534” podría ser “TeLe MiCo”, una televisión con nombre de mono, o cualquier otra combinación que se os ocurra.

Para los que estéis interesados en la mnemotecnia he visto una web muy interesante dedicada a ella “Mnemotecnia” y desde uno de sus apartados podéis descargaros unos pdf interesantes, e incluso tenéis juegos referentes a la mnemotecnia, podéis encontrar todo ello y más cosas en su “Biblioteca digital”.

Para favorecer  el desarrollo de la mente es interesante el consumo de polen, lecitina de soja y omega 3.