viernes, 6 de diciembre de 2019

Mix de quesos y jamón



Como a la mujer le encanta el queso, en esta ocasión he optado por combinar 4 tipos de queso diferentes y para no aburrir mi paladar con tanto queso, los combine con unos trocitos de jamón.

Ingredientes (2 personas):

8 rebanadas grandecitas de pan
2 lonchas de queso fresco salado
2 lonchas de queso de oveja curado
2 lonchas de que queso de oveja y vaca semi
4 porciones de quesitos
2-3 lonchas gruesas de jamón salado
1 tomate
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Comenzamos por preparar la salsa con la cual untaremos el pan.

Lavamos y troceamos el tomate, lo colocamos en el vaso de la batidora, le añadimos aceite de oliva y sal, al gusto y trituramos.

Untamos una de las caras de todas las rebanadas con esta salsa que acabamos de preparar.

Troceamos en tres partes cada rebanada y las repartimos entre dos platos.

Cortamos el jamón a daditos y lo repartimos en el trozo central de cada rebanada (véase la foto).

Quitamos las cortezas a las lonchas de queso y las repartimos sobre las rebanadas a ambos lados del jamón.

Los quesitos los cortamos en dos longitudinalmente y los colocamos también a ambos lados del jamón de las dos rebanadas que nos restan.

Servir y comer.

jueves, 5 de diciembre de 2019

Contramuslo de pollo con níscalos



Para consumir unos níscalos (robellones) que me sobraron el otro día, opte por cocinar unos contramuslos de pollo, cocinándolos al grill doble, acompañándolos de un tomate partido por la mitad para mojar sopitas.

Ingredientes (2 personas):

2 contramuslos de pollo
300 g de níscalos
1 tomate
Perejil fresco
Pimienta
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Calentamos el grill a máxima potencia.

Rociamos el grill con aceite de oliva.

Cortamos el tomate por la mitad y lo colocamos sobre el grill por la parte cortada.
Sellamos en el grill ambos contramuslos,  los salpimentamos.

Bajamos un poco la temperatura del grill, lo cerramos y dejamos hacerse la carne hasta que este a media cocción, dándole la vuelta cada 10 o 15 minutos y rociándola con aceite si lo consideramos necesario.

Cuando el pollo este a media cocción (serán necesarios unos 30 minutos), abrimos el grill, agregamos al grill los níscalos y los rociamos con aceite, los sazonamos, damos la vuelta al tomate, dejando el grill abierto, usándolo de plancha.


Colocamos un contramuslo en cada plato y repartimos entre ambos platos, el tomate y los níscalos.

Picamos finamente el perejil y decoramos con él, ambos platos.

miércoles, 4 de diciembre de 2019

Champiñones y zanahorias en vinagre



Aunque en otras ocasiones, ya he comprobado lo ricos que quedan unos champiñones en vinagre, en esta ocasión he querido unirles unos bastoncitos de zanahoria para probar algo diferente.

Ingredientes:

1 bandeja de champiñones fileteados (crudos y frescos, no de lata)
3 zanahorias grandes
Vinagre
Aceite de oliva
Sal
Perejil fresco (no os recomiendo sustituirlo por perejil seco)
Ajo (también fresco)

Preparación:

Aunque los champiñones fileteados suelen venir lavados, si los volvemos a lavar, evitaremos el riego de encontrar tierra después, cosa que haría desagradable nuestra receta al paladar.

Los escurrimos en el escurre verduras.

Sin demorarnos mucho, para que no se nos ennegrezcan, los vamos colocando en el recipiente donde los maceraremos.

Vamos colocando capas y salándolos, sin abusar.

Pelamos y troceamos a bastoncitos las zanahorias.

Colocamos las zanahorias sobre los champiñones.

Cubrimos con vinagre, como nos flotaran los champiñones en el vinagre, (aunque las zanahorias los ayudan a permanecer hundidos), yo los tape con papel aluminio y sobre el aluminio, coloque un pesado tope de puertas, que tengo reservado para cuando las cazuelas están demasiado llenas (especialmente cociendo al vapor) y la tapa no encaja bien, entonces suelo poner ese pesado tope de puerta, para dar peso a la tapa, para que en cuando las verduras se reblandezcan un poco, se tape la cazuela perfectamente, pero os servirá cualquier peso.

Los deje reposar en el frigorífico unas 24 horas, que se cocieran bien los champiñones, pero las zanahorias me quedaron un poco “crujientes”, por lo cual os recomiendo dejarlos 48 horas en el vinagre.

Sacamos del frigorífico y de nuevo coloque los champiñones en el escurridor de verduras, desechando el vinagre por la fregadera que va muy bien para limpiar las tuberías (aquí se aprovecha hasta lo que tiramos).

Los refrescamos un poco con agua y dejamos escurrir.

Colocamos de nuevo los champiñones en el recipiente de macerar o el que prefiráis, cubrimos de aceite de oliva.

Removemos todo y reservamos tapados en el frigorífico otras 24 horas.

A más tiempo estén en aceite más gustosos estarán.

Cuando sirvamos, picamos 4 o 5 ajos (al gusto) muy finitos.

Picamos también el perejil y mezclamos con las zanahorias y los champiñones.

martes, 3 de diciembre de 2019

Secreto de atún con zanahorias



Para consumir unas zanahorias que había perdidas en la nevera, sobrantes de otra receta, se me ocurrió prepararlas en unos moldes de silicona, escondiendo una cucharada de atún en su interior, cubriéndola de queso con queso parmesano y a su vez colocando un quesito en porciones sobre este.

Ingredientes (2 personas):

4 zanahorias grandes
1 lata de atún en aceite
4 quesitos en porciones
Queso Parmesano
Sal

Preparación:

Lavamos, pelamos y fileteamos (a lo largo) en tiras finitas las zanahorias.

Colocamos las zanahorias en un recipiente apto para el microondas con tapa (use una olla de silicona), sazonamos y cocinamos a máxima potencia en tandas de 2 minutos, yo necesite 3 tandas para que las zanahorias quedaran blanditas.

Dejamos enfriar para no quemarnos y vamos colocando las tiras de zanahoria bordeando la parte interior de unos moldes de magdalenas grandes de silicona.

Reservamos el centro del molde para llenarlo de atún.

Tapamos el atún con queso parmesano.

Sobre el queso colocamos un quesito en porciones.

Introducimos en el horno frío a 160º durante 15 minutos.

Gratinamos 5 o 10 minutos más.

Desmoldamos y servimos caliente.

lunes, 2 de diciembre de 2019

Solomillo al horno con patatas



Hoy me he basado, en la receta que “Carmem” ha publicado en Cookpad, de su “Solomillo de cerdo con patatas al horno”, para consumir un solomillo que compramos la mujer y yo el otro día.

Ingredientes (2-3 personas):

1 solomillo
3 patatas
1 cebolla
1 vaso de vino blanco
1 ramita de romero fresco
Orégano
Pimienta
Pimentón rojo picante
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Lavamos y troceamos a tiras grandes las patatas, sin pelarlas.

Pelamos y cortamos la cebolla a rodajas, formando aritos de cebolla.

Freímos a baja temperatura las patatas y la cebolla en la freidora (o en una sartén con abundante aceite), hasta que ambas verduras estén tiernas, pero sin dorarse.

Dejamos escurrir para que suelten el excedente de aceite.

Precalentamos el horno a 200º.

Mientras colocamos un generoso chorro de aceite de oliva y la ramita de romero en una fuente apta para horno.

Salpimentamos el solomillo y lo añadimos a la fuente.

Doramos en el horno en dos tandas de 10 minutos o hasta que cambie de color.

Aderezamos las patatas y la cebolla con abundante pimentón rojo picante y orégano.

Añadimos ambas verduras al solomillo, agregamos el vino y horneamos en tres tandas de 15 minutos o hasta que el solomillo este tierno.

Cortar el solomillo a rodajas y repartir entre dos platos.

Me sobro una ración que la consumiré otra noche en fajitas mexicanas.

domingo, 1 de diciembre de 2019

Coles de bruselas con bechamel y huevo poché


El otro día vi en la verdurería unas coles de Bruselas y como hacía tiempo que nos las cocinaba, se me antojaron y compre un kilo.

Buscando ideas diferentes para consumirlas encontré en Cookpad la receta de “Cocinar con Jorgette” de sus “Coles de Bruselas al horno”, las cuales me he permitido adulterarle.

Receta original:

Ingredientes (2 personas):

300 g de coles de Bruselas cocidas
2 huevos poché
1 blíster de taquitos de beicon
2 cucharadas de levadura de malta de cerveza (se puede sustituir por queso rallado parmesano)
1 cucharada sopera de harina de fécula de maíz (Maizena)
2 cucharadas soperas de margarina
300 cl de leche
1 cucharadita de nuez moscada
Sal

Preparación:

Parto de las coles cocidas, puesto que cuando cuezo verduras, suelo cocer diferentes verduras a la vez en un hervidor eléctrico, en este caso coci unas acelgas (utilizadas en otra receta) y el kilo de coles de Bruselas (he congelado las sobrantes para futuras recetas), pero se pueden cocer las coles  tranquilamente en una cazuela con agua hirviendo y sal, hasta que estén tiernas.

Los huevos poché son huevos cocidos en agua sin cascara, se suelen realizar generando un torbellino (dando vueltas al agua caliente) y cascando un huevo crudo en su interior hasta que cuaje su clara, yo, suelo aceitar un plástico de cocina, lo coloco en un vaso, casco el huevo sobre el plástico y agarro este por las puntas, introduciéndolo en el agua hirviendo hasta que cuaje la clara del huevo.

Una vez tenemos todo esto solo nos falta realizar una bechamel, unir todos los ingredientes y gratinar al horno.

En una sartén a fuego medio derretimos la margarina, le añadimos los taquitos de beicon y damos vueltas hasta que se derrita la margarina y el beicon cambie de color.

Añadimos la fécula de maíz y damos unas vueltas.

Añadimos la leche, la nuez moscada y sazonamos.

Damos vueltas hasta que nos quede una bechamel suave.

Solo resta repartir las coles en dos cazuelitas de barro, dejando el centro vacío, para posteriormente colocar el huevo poché (también lo podéis colocar frito o en crudo, colocándolo antes de hornear) y volcáis sobre ambas cazuelitas la bechamel.

Espolvorear con la levadura de malta de cerveza (o el queso rallado) y hornear unos 10-15 minutos, calor arriba y abajo.

Colocar el huevo poché en el centro de cada cazuelita antes de servir.

sábado, 30 de noviembre de 2019

Acelgas con beicon y tomate frito



Aprovechando que me nacen acelgas, sin sembrarlas, en unas macetas grandes que tengo en casa, se me ocurrió adulterar la receta que nos muestra en Cookpad “Mar”, se trata de sus “Acelgas con tomate y huevo al vapor”.

Receta original:


Ingredientes (2 personas):

1 manojo de acelgas
1 blíster de beicon a daditos
2 huevos
1 brik de tomate frito pequeño
3 dientes de ajos
1 cebolla
Aceite de oliva

Preparación:

Lavamos bien las acelgas para asegurarnos que no llevan tierra, ni bichitos.

Aunque se pueden hervir introduciéndolas en agua hirviendo hasta que estén tiernas, yo opte por cocerlas en un hervidor de vapor, que además así aprovecho para cocer otros ingredientes para futuras recetas.

Una vez cocidas las acelgas (unos 30 minutos), escurrimos y reservamos.

Colocamos una olla con agua en el fuego y llevamos a ebullición, para preparar unos huevos poché.

Cortamos la cebolla en juliana, pelamos y fileteamos los ajos.

En una sartén amplia, calentamos un generoso chorro de aceite.

Freímos en dicho aceite la cebolla y los ajos.

Cuando la cebolla cambie de color añadimos los daditos de beicon.

Damos unas vueltas y agregamos el brick de tomate frito.

Dejamos integrarse sabores unos 5 minutos y añadimos las acelgas escurridas y troceadas.

Removemos y dejamos cinco minutos más, hasta que se evapore el agua del tomate.

Aunque los huevos poché se realizan haciendo un torbellino en el agua hirviendo y se vierte directamente el huevo en el agua, yo suelo realizarlos de otra forma.

Cortamos dos cuadraditos de plástico de cocina, colocamos el plástico en el interior de un vaso, aceitamos el plástico con un chorrito de aceite, añadimos el huevo y unimos las cuatro puntas del plástico antes de introducir el huevo en el agua hirviendo.

Colocamos el huevo envuelto en plástico en el agua y repetimos la operación con el otro huevo.

Dejar cocer hasta que cuaje la clara (unos 3 minutos).

Solo resta repartir el contenido de la sartén entre dos platos y colocar un huevo en el centro de cada plato, retirándole el plástico con cuidado de no romperlo, ni quemarse.

Servir caliente.