Cosas de Jorge

lunes, 15 de septiembre de 2014

Evolución humana (tercera parte)


Esta es la tercera entrega sobre la evolución humana, aunque con la segunda entrega había dado por cerrado el tema de la evolución, un comentario de Irene (una amiga y habitual comentarista), me hizo aclarar un par interesantes lagunas que deje en los dos anteriores artículos.

En primer lugar, os escribiré sobre el “eslabón perdido” que se puede decir que esta encontrado, todo depende del punto de vista de quien lo analice.

Cuando escuchamos hablar del “eslabón perdido” se están refiriendo a un humanoide puente entre el mono y el humano.

Este eslabón perdido son los Australopithecus, también conocidos como monos del sur que poseen rasgos humanos y de mono además de caminar semierguidos.

Científicamente la anterior afirmación es incorrecta, puesto que la evolución tiene muchos puntos intermedios y difusos.

Aunque Charles Darwin, publico en el año 1.859 su teoría de la evolución de las especies, hasta el año 1.871, no hablo del hombre en concreto, publicando su libro “La ascendencia del hombre”.

Pero quien realmente remató en tema fue el seguidor de Darwin, Thomas Huxley, en el año 1.863, en su libro “Evidencias del lugar del hombre en la naturaleza” en el cual afirmaba que estudiando anatómicamente los grandes monos (especialmente los africanos), estaban ampliamente relacionados con el hombre, afirmando que el homo sapiens había evolucionado a partir del mono.

Los escépticos de aquellos tiempos, pidieron a Huxley, que para demostrar su afirmación mostrara el eslabón perdido (australopithecus).

Este eslabón perdido lo encontró Eugène Dubois, entre los años 1.886 y 1.895 descubrio una especie que denominó Pithecanthropus erectus (mono erecto en griego), especie que hoy conocemos como Homo erectus.

Aunque en la segunda entrega de estos artículos no os escribo sobre el hombre de Piltdown, durante cuarenta y cinco años se creyó (1.908-1.953) que este hombre era el eslabón perdido, aunque está comprobado que se trataba de un fraude.

En el año 1.865 los medios de comunicación consideraron que este eslabón perdido era el hombre de Neanderthal.

En el año 1.925 se considero el eslabón perdido a los Autralopithecus.

En el año 2.009 es encontrado el fósil denominado Darwinius masillae, con 47 millones de años de antigüedad, bautizado con el nombre de Ida, es considerado por paleontólogos como Jorn Hurum como el posible eslabón perdido.

También Henry Gee, editor de la prestigiosa revista Nature, afirma que el termino eslabón perdido, en sí mismo es engañoso y la ciencia debería evaluar su importancia.

¿Aclarado el tema Irene?, pues va a ser que no, este no es el eslabón perdido al que tú te refieres, lo sé… ahora voy a ello.

Irene se refería en realidad en la velocidad en que los humanos desarrollaron su intelecto en los tiempos “digámosles” modernos.

En los últimos 200.000 años los humanos han evolucionado rápidamente, cuando durante millones de años prácticamente no evolucionaban, salieron de África y su cerebro creció significativamente.

Según ciertos estudios genéticos el cromosoma “Y” (también conocido como Adán) sufrió toda una serie de mutaciones hace entre 200.000 y 180.000 años, al igual que por la misma época aparece la “Eva” mitocondrial.

La Eva mitocondrias seria una mujer africana que poseía mitocondrias de las cuales descienden todas la mujeres actuales.

Según investigaciones realizadas en el año 2.009, se cree que la Eva Mitocondrial o Eva Primígena, basadas en la técnica del reloj molecular, vivió hace unos 200.000 años corroborando los cálculos efectuados en el año 1.987.

Actualmente se cree que el Homo sapiens evolucionó en África y emigro a Asia hace unos 100.000 años.

El Homo sapiens sapiens (hombre que piensa) es el antecesor del hombre actual, también llamado hombre de Cro-Magnon, es una subespecie del Homo sapiens.

El Homo sapiens sapiens también tiene origen africano y apareció hace unos 45.000 o 100.000 años.

En los yacimientos de Atapuerca (España) se han descubierto restos de una nueva especie humana, el Homo antecesor, antepasado común del neandertal y el cromañón.

Pero existe otra versión que explicaría el rápido desarrollo mental de los humanos a partir de la Eva mitocondrial… los extraterrestres.

Hace algún tiempo ya os publique un artículo sobre los Annunakis y otro sobre la Tablillas sumerias.