Cosas de Jorge

domingo, 21 de septiembre de 2014

Magdalenas de calabaza


Con esta receta participo en el concurso de Central Lechera Asturiana, en la web de “Rebañando”.

Como siempre ando rebuscando en la nevera cosas perdidas, en esta ocasión tenia perdido en la nevera, un trozo de calabaza del huerto que mi amigo Alex me regalo, aprovechando que ya la tenía cocida, pensé que podría utilizarla para el concurso de Rebañando y Central Lechera Asturiana.

Ingredientes (12 unidades)

100 ml de leche
2 cucharadas soperas colmadas de azúcar
1 cucharada sopera colmada de azúcar vainillada
30 g. de mantequilla
1 cucharada de café  de levadura en polvo
250 g de harina
200 g de calabaza cocida
1 cucharada sopera de cacao en polvo
6 cerezas confitadas
1 huevo
Sal

Preparación:

Como partimos de la base de que la calabaza la  tenemos ya cocida, simplemente desechamos la piel y las semillas (cocida me cuesta menos trabajo quitarle la piel), la troceamos y la introducimos en una cazuela lo suficientemente grande como para que nos quepan todos los ingredientes.

En la misma cazuela introducimos la leche, los azúcares, el huevo, la mantequilla, el cacao, la harina y sobre la levadura colocamos la levadura, además de la sal.

Mezclamos y trituramos todos los ingredientes con ayuda de la batidora.

Nos quedara una masa bastante blandita, si la vemos muy dura podemos agregar un poco más de leche, pero creo que no será necesario, en caso de considerar que está demasiado líquida podemos agregar un poco de harina.

Dejamos reposar la masa unos 30 minutos para que fermente la levadura.

Preparamos los moldes para las magdalenas y con ayuda de una cuchara vamos rellenándolos, hasta que se nos termine la masa.

Sobre cada magdalena le colocamos media cereza confitada.

Dejamos reposar 30 minutos más.

Precalentamos el horno a 180º.

Introducimos las magdalenas en el horno a 180º entre 20 y 30 minutos.

Dejar enfriar y comer.

NOTA: si os gustan muy dulces espolvorear antes de hornear generosamente con azúcar, como no soy muy amigo del dulce, las de la foto no están espolvoreadas.