Cosas de Jorge

viernes, 19 de septiembre de 2014

Misión y efecto de las religiones




Aunque hace unos años os escribí un artículo titulado “Buscando la verdad de la religión” en base a haber visto el documental “Zeitgeist”, en esta ocasión vuelvo a tocar el tema, causa de un artículo que escribí hace unos días “El Código da Vinci”.

Realmente la humanidad siempre ha tenido dioses y diosas que nos imponían unas leyes y unas obligaciones.

¿Por qué la humanidad siempre adora a un ser (o seres supremos), con un gran supuesto poder y esta realiza sacrificios para contentarlos, obedeciendo leyes de seres invisibles y de dudosa existencia?

Por una parte la religión dota a los pueblos de unas normas filosóficas y morales, diseñadas por algunos señores listos para dominar la voluntad del pueblo.

Es curioso que todas las religiones son únicas y verdaderas, muchas, a pesar de ser capaces de generar guerras por defender sus respectivas ideologías, “curiosamente” muchas de ellas tienen patrones comunes, tan comunes que en muchos casos, parece que unas sean copias de las otras.

Ciertamente la lectura del libro de Dan Brown, “El Código da Vinci” me gusto muchísimo, aunque en tiempos de la Santa Inquisición (de santa poco tuvo), Dan Brown (y yo, por mencionarlo), seriamos carne asada.

Curiosamente Brown nos dice en su novela (no olvidemos que es una novela), que el Cristianismo, el cual nació en Roma, fue inventado por un emperador romano, Constantino en el siglo IV, a causa de que el paganismo y el cristianismo estaban enfrentados, para apaciguar al pueblo, en el Concilio de Nicea obligo a firmar a los obispos que Jesús era el Hijo de Dios.

También Brown afirma que no existen solo 4 evangelios… existen muchos más, pero la Iglesia los tiene escondidos y buena parte de ellos los ha destruido simplemente, por no serle de interés mostrar al mundo su contenido.

También en su novela Brown nos habla de los misterios escondidos en cuadros de Leonardo da Vinci, especialmente en la Mona Lisa y La Santa Cena.

Nos cuenta la posibilidad de que Jesucristo fuera padre de una hija que acabo en Francia, de la cual aun existen sus descendientes.

Especialmente nos habla del Santo Grial.

Vuelvo a repetir que todo lo que nos cuesta Brown es una novela, pero todo ello tiene unas bases que pueden tener mucho de verdad.

Lo que es cierto, es que es curioso que el Vaticano, desde hace mucho ha dedicado esfuerzos para escudriñar el espacio, podéis ver mi post “Observatorio del Colegio Romano”, también tiene una gigantesca biblioteca donde se cuenta que guarda muchos secretos, “La Biblioteca del Papa”, o que la Iglesia ayudo a escapar a los nazis “La Ruta de las Ratas”.

Ciertamente, como diría cualquier científico, la religión es algo no demostrado, por lo tanto es mentira, solo se puede dar como real algo que pueda ser certificado, medido, catalogado, etc…

Nos inculcan que las religiones son reales, que debemos obedecerlas sin juzgarlas, simplemente ser ovejitas que obedecen a su pastor, pero ¿por qué hay tantas religiones y todas son las verdaderas? ¿por qué los que las gobiernan duermen rodeados de oro y caprichos como si de reyes fueran?

Pero la pregunta más interesante que se me ocurre… ¿Cuál es la diferencia entre una religión y una secta?

Pensad, valorar y juzgar cual es el fin de las religiones y quien se atreva, que nos lo cuente, para ello están los comentarios.