Cosas de Jorge

miércoles, 14 de marzo de 2018

Espelta con gambas y pinchos


Aunque en la actualidad parece que este todo probado, hoy entra en mi cocina, por vez primera la espelta refinada, un alimento similar al trigo, pero más natural.

Realmente, la espelta es un grano poco conocido, una vez cocido se asemeja un poco a la textura del arroz cocido, pero con más sabor.

Ciertamente, no se trata de un nuevo invento de laboratorio, todo lo contrario, se calcula que la espelta ya se cultivaba hace más de 7000 años, en Mesopotamia, utilizándose para realizar pan para la gente más pudiente, dejando el pan de centeno para el pueblo.

En el siglo XIX comenzó a dejar de cultivarse, puesto que el trigo costaba menos cultivarlo, aunque a partir del año 1980 fue redescubierto este cereal, a causa de lo cual podemos encontrarlo en Europa.

Ingredientes (2 personas):

4 puñaditos de espelta refinada
6 palitos de cangrejo (surimi)
8 gambas saladas congeladas
2 huevos cocidos cuadrados
8 rodajas de pepinillos en vinagre
8 trocitos de remolacha cocida
8 uvas
½ cebolla
1 pastilla de concentrado de verdura (puede ser de carne o pollo)

Preparación:

Aunque podemos utilizar la espelta como sustituto de cualquier receta de arroz, hemos de saber que necesita más tiempo de cocción (alrededor de 60 minutos) y además es aconsejable (no imprescindible) dejarla la noche anterior en remojo, también necesitaremos aproximadamente cuatro veces su volumen en agua para cocerla.

Comenzamos colocando en remojo los granos de espelta toda la noche.

Los escurrimos en un colador, los lavamos bajo el grifo, colocamos en una cazuela, aproximadamente cuatro veces el volumen de los granos de espelta, la espelta, una pastilla de concentrado de verdura y dejamos cocer hasta que este tierna, alrededor de una hora.

Mientras se nos cuece la espelta, prepararemos unos huevos cocidos cuadrados, colocando los huevos en unos moldes de silicona cuadrados, previamente aceitados, los cocemos al vapor y dejamos enfriar.

Escurrimos la espelta y la dejamos enfriar.

Troceamos los palitos de cangrejo, previamente descongelados, troceamos también finamente la cebolla, mezclando todo con la espelta.

Repartimos la mezcla en los dos platos, donde la serviremos con la ayuda de dos aros de emplatar.

Cortamos en cuatro cuadraditos cada huevo, sobre cada cuadradito de huevo cocido colocamos una rodaja de pepinillo en vinagre, sobre este un trocito de remolacha cocida, pinchamos una uva (quitándole las semillas) en un palillo y con este palillo unimos el huevo, el pepinillo, la remolacha y la uva formando un pincho.

Repetimos la operación hasta terminar todos los ingredientes.

Colocamos 4 pinchos en cada plato donde tenemos la espelta dentro del aro de emplatar.

Repartimos las gambas cocidas saladas entre ambos platos, previamente descongeladas.

Retiramos los aros de emplatar justo antes de servir.

Servir frío.