Cosas de Jorge

viernes, 2 de marzo de 2018

Tabla de aperitivos con caviar y cecina




Últimamente nos estamos acostumbrando a cenar en casa a base de aperitivos variados, es una forma de aprovechar restos de la nevera y además disfrutar en la mesa de la combinación de sabores.

En esta ocasión he optado por utilizar dos salsas diferentes para untar el pan, la habitual de tomate que preparo siempre y la idea que nos muestra en Cookpad “Recetas de despensa” en su “Crema de berenjena o Babaganuch”.

Receta original de Babaganuch:


Ingredientes (2 personas):

22 rebanadas de pan
4 chupichoc (vasitos de masa de cornete de helado cubiertos de chocolate)
1 calabaza muy pequeña
4 palitos de cangrejo (surimi)
Cecina (jamón de vaca)
Jamón de cerdo
Caviar negro
Caviar rojo
Queso de untar
4 cerezas confitadas
Membrillo
Salsa de tomate
Salsa de berenjena (Babaganuch)

Preparación:

Comenzamos preparando ambas salsas.

La salsa de tomate se realiza simplemente lavando, troceando un tomate, colocamos este en el vaso de la batidora, le añadimos aceite de oliva, sal al gusto y trituramos.

La salsa de berenjena se realiza depositando la carne de una berenjena asada al horno, 2 ajos pelados crudos, el zumo de ½ limón, 1 yogurt natural sin azucarar, 2 dedos de aceite de oliva, pimienta, sal y comino en el vaso de la batidora, trituramos, posteriormente probamos y rectificamos sabor hasta adaptarlo a nuestro paladar.

Cocemos la calabaza al vapor hasta que esté tierna.

Una vez cocida la calabaza, la partimos longitudinalmente, sacamos su carne, con cuidado de no romper su piel que la utilizaremos de recipiente.

Mezclamos la carne de la calabaza con aproximadamente el mismo volumen de la salsa de berenjena.

Troceamos las varitas de cangrejo, las mezclamos con la salsa de berenjena y rellenamos las mitades de calabaza con esta mezcla y como me sobro un poco también unte con ella dos rebanadas de pan.

Colocamos en cada chupichoc una cucharada sopera de queso de untar, un trocito de membrillo y decoramos con una cereza confitada.

Untamos 14 rebanadas de pan con la salsa de tomate y cubrimos la mitad con cecina y la otra mitad con jamón.

Cubrimos las seis rebanadas de pan restantes con la crema de berenjena y colocamos sobre ellas caviar rojo o caviar negro.

Solo resta repartir todos nuestros aperitivos en dos platos y servir.