Cosas de Jorge

sábado, 24 de octubre de 2015

Ensalada de marisco y manzana



Como ya me comienzan a aburrir las salad shakes, en esta ocasión he querido preparar dos ensaladas individuales muy diferentes, basadas en marisco, pero olvidando la habitual lechuga y aceitunas, combinando el marisco con boquerones, fruta y verduras… falto una cucharadita de polen o sal negra o rosa para hacerla más rara, pero opine que ya era bastante rara, guardaremos esos ingredientes para futuras ensaladas para darles un toke especial.

Ingredientes (2 personas):

½ cebolla
1 kiwi
1 manzana
½ limón (su zumo)
1 lata pequeña de mejillones en escabeche
8 lomos de boquerones en vinagre
2 surimis
2 puñaditos de gambas peladas congeladas
Curri
Perejil
Sal

Preparación:

Para preparar esta ensalada, en primer lugar, necesitamos cocinar las gambas.

Colocamos un generoso chorro de aceite en una sartén, aceite que utilizaremos también para sazonar la ensalada, y colocamos las gambas peladas congeladas (sin descongelar), las freímos a fuego bajo-medio hasta que se descongelen, les añadimos el curri y el perejil picado (a poder ser fresco), ya con el fuego apagado, dejando reposar para que se enfríen.

Repartimos las gambas entre dos cazuelitas de barro.

Pelamos y troceamos el kiwi, repartiéndolo entre ambos recipientes.

Pelamos y troceamos en plumas la cebolla, añadiéndola a las gambas y el kiwi.

Troceamos el surimi a rodajitas, añadiéndolo a la ensalada.

Pelamos, descorazonamos y troceamos la manzana.

Añadimos la lata de mejillones en escabeche.

Agregamos también los boquerones en vinagre.

Sazonamos con sal, el zumo de limón y el aceite de haber frito las gambas.

Se deja reposar en el frigorífico y se sirve fría.

Una deliciosa ensalada con un gran contraste de sabores.