Cosas de Jorge

lunes, 11 de junio de 2018

Pinchos de carrilleras con ciruelas


Buscando una idea diferente, para cocinar unas carrilleras sin hueso que tenía perdidas en el congelador, encontré en “Cookpad”, la receta que nos presenta “Juan Manuel Zambrana Cortes” en su receta “Carrillada en salsa”, me dio la idea de hacer trocitos las carrilleras, en lugar de presentarlas enteras y con su hueso, que es lo habitual.

Receta original:

Ingredientes (7 pinchos):

2 carrilleras de cerdo
2 patatas grandes
14 ciruelas secas sin hueso
1 carcasa de pollo
1 hueso de jamón
1 vaso vino tinto
1 pastilla de concentrado de carne (avecrem)
1 blíster de verdura para caldo (zanahorias, nabo, cebolleta, etc)
Harina
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Lavamos, secamos y enharinamos las carrilleras sin hueso (si tienen hueso mejor, quedarán más ricas).

Colocamos un generoso chorro de aceite de oliva en una sartén y sellamos en ella ambas carrilleras.

En una olla grande (puede ser exprés, que entonces solo necesitaremos cocinar durante unos 20 minutos, contados a partir de que comience a salir el vapor por la válvula), pero como no tenía prisa, preferí hacerlo a la vieja usanza, introducimos en la olla todas la verduras del blíster para caldo peladas, las carrilleras, el vaso de vino, la pastilla de concentrado de carne y cubrimos de agua, dejando cocer a fuego lento, hasta que las carrilleras estén tiernas (alrededor de dos horas).

Cuando las carrilleras estén tiernas las retiramos del resto de ingredientes y las dejamos enfriar.

Con el resto de ingredientes, descartamos el hueso de jamón y la carcasa de pollo y podemos triturarlos para realizar una cremita de verduras, rectificando su punto de sal y añadiendo especias de vuestro gusto.

Solo nos resta pelar dos patatas grandes, cortarlas a cuadraditos de tamaño similar al que cortaremos las carrilleras, y freírlas en freidora a muy baja temperatura hasta que las patatas estén tiernas, en ese momento subimos la temperatura del aceite y las retiramos cuando comiencen a tomar color las patatas.

Dejamos escurrir y montamos nuestros pinchos combinando todos los ingredientes insertándolos en palos de brocheta.

Comenzamos por un dadito de patata, un dadito de carrillera, otro dadito de patata, una ciruela, otro dado de patata, otro de carrillera, otro de patata, otra ciruela, nuevamente, patata, carrillera y patata.

Repetir la operación hasta terminar los ingredientes.

A mí me salieron siete brochetas.

Antes de servir hornear a 150º, rociando con aceite de oliva, a partir de horno frío, unos 10 minutos o hasta que veamos las brochetas suficientemente calientes.