Cosas de Jorge

martes, 9 de mayo de 2017

Cerebro y mente



El cerebro consiste en un compleja maquina que controla y regula las acciones y reacciones del cuerpo.

Nuestro cerebro, de forma automática e inconscientemente por nuestra parte, se encarga de hacer bombear la sangre a nuestro corazón, que funcione correctamente el aparato circulatorio, los pulmones, unidos a todo el sistema respiratorio, el estómago y todo el aparato digestivo, linfático, glandular, nervioso, renal, térmico, muscular, su propio mantenimiento y funcionamiento, etc, etc.

El cerebro y la mente, son dos términos que se entremezclan, nos referimos a cerebro más generalmente refiriéndonos a la masa encefálica en si, mientras que cuando hablamos de mente nos solemos referir más al pensamiento.

La mente es la encargada de nuestro entendimiento, crea nuestros pensamientos, nos proporciona la creatividad, gracias a ella tenemos la capacidad de aprender, razonamos, percibimos lo que nos rodea, nos hace sentir las emociones, la utilizamos de disco duro, imaginamos con ella, encontramos en ella la voluntad para hacer las cosas y toda una inmensa serie de cosas mas.

A más profundizo en el tema de la mente, mas me apasiona, es curioso que cuantas mas cosas sabes sobre la mente, te das cuenta, que mas cosas te faltan por saber.

No se, es como las matemáticas mal entendidas o mal explicadas, son un enorme hueso para los estudiantes, y en cambio, cuando las comprendes y las entiendes, (no es mi caso), mas te apasiona entender los números y las formulas.

Aquí no terminan las funciones de la mente, ya que una vez terminado todo esto, que no es poco, la mente tiene otro gran misterio escondido, el terreno amplísimo de lo paranormal.

Si aprendemos a utilizar nuestra mente, podemos evitar enfermar e incluso ayudar a nuestro cuerpo a erradicar alguna enfermedad.

Al igual que el cerebro es capaz de hacernos padecer, como hemos visto en un montón de post anteriores, muchas de las enfermedades de la mente, la enorme potencia de nuestra mente, nos puede ayudar a evitar o curar diversas enfermedades psíquicas e incluso físicas.

Para conseguir esto, es bien fácil, simplemente hemos de pensar positivamente.

Para conseguir lo contrario, también es fácil, basta con pensar negativamente.

Si os apetece ejercitar vuestra mente podéis probar a hacer estos “Ejercicios mentales”.