Cosas de Jorge

jueves, 21 de mayo de 2015

Muslitos de pollo con patatas y tomate al horno



En esta ocasión encontré cinco muslitos de pollo perdidos en mi congelador y con ellos surgió esta rica receta.

INGREDIENTES (2 personas):

5 muslitos congelados (lo suyo seria 4 o 6)
2 patatas grandes
1 tomate
Aceite
Sal
Combinado en molinillo de especias picantes

Preparación:

Descongelamos los muslitos, introduciéndolos el día anterior en el frigorífico.

Pelamos, lavamos y cortamos a rodajas gruesas dos patatas grandecitas.

Freímos las patatas a temperatura baja en la freidora, sin dejarlas tomar color, simplemente hasta que estén tiernas.

Freímos también los muslitos a baja temperatura hasta que comiencen a tomar color.

Ahora en dos bandejitas de barro, previamente aceitadas, colocamos sobre su base las patatas previamente fritas.

Especiamos y salamos.

Cortamos el tomate a lonchas finas y con el cubrimos las patatas.

Sobre las rodajas de tomate colocamos los muslitos, los salamos y especiamos al gusto.

Añadimos un chorrito de aceite de oliva por encima.

Introducimos en el horno a partir de horno frío unos 20 minutos a 150 grados.

Damos la vuelta a los muslitos y horneamos 10-15 minutos más.

Si pasado este tiempo queremos darle un poco más de color podemos gratinar 5 o 10 minutos, en mí  caso no fue necesario.

Nota:
También se puede hacer todo directamente al horno, cortando los tomates más gruesos, pero tarda bastante más en realizarse la cocción.