Cosas de Jorge

jueves, 8 de diciembre de 2016

Attis


En esta ocasión conoceremos Attis, también conocido como Córibas.

En la mitología griega, Attis es el sirviente y además conductor de los leones que tiraban de la carroza de Cibeles.

A causa de Cibeles, enloqueció y se castró a sí mismo.

El culto a Attis, comienza alrededor del año 1.200 antes de Cristo, en el monte Díndimo (situado en la actual Turquía),

En sus comienzos, Attis fue un semidiós en Frigia (Antigua región de Asia Menor, en territorios de la actual Turquía).

A partir del siglo IV, cobra fuerza en el mundo griego el culto a Attis.

El viajero Pausianas, sitúa su origen en Agdistis, un ser hermafrodita, al cual los dioses ordenaron a Dioniso colocar un somnífero en la bebida para dominarlo y posteriormente matarlo, tras dormirse Agdistis, Dioniso ató sus órganos genitales a sus pies, al despertar Agnistis se arrancó su pene, castrándose a sí mismo, su sangre fertilizó la tierra de la cual nació un almendro.

Una hija del dios Salgario, coloco una almendra de dicho almendro sobre su regazo, a causa de lo cual quedó embarazada.

De dicho embarazo nació Attis, el cual fue abandonado.

Tras despojar de sus partes masculinas los dioses a Agdistis, solo le restaban sus partes femeninas, al ver a Attis, Agdistis se enamoró de él.

Agdistis se presentó en la pedida de matrimonio de Attis, enloqueciéndolo, a causa de lo cual Attis se cortó su pene, muriendo desangrado.

Zeus compadecido del dolor y el arrepentimiento de Agdistis, concedió la incorruptibilidad al cuerpo de Attis.

Arnobio, nos cuenta una historia parecida, aunque puntualiza que Zeus derramó su semen, del cual nació Agdistis, que intentó conquistar a Cibeles.

Agdistis que es hermafrodita es castrado por Dionisio, según Arnobio, en lugar de nacer un almendro de su pene, nace un granado, siendo también Attis abandonado.

En la versión de Arnobio, Cibeles y Agdistis, luchan por el amor de Attis, presentándose en la boda de Attis, enloqueciendo este y muriendo a causa de su castración, su cuerpo es igualmente inncorruptido.

Ovidio nos cuenta que Cibeles se enamora de Attis, lo toma a su servicio con la obligación de ser casto.

Attis se deja seducir por Sagaritis, una ninfa, a causa de lo cual Cibeles destruye a la ninfa, enloquece a Attis y este se emascula, una vez castrado, Cibeles lo vuelve a aceptar en su servicio.

Attis es también un dios de la vegetación, el cual con su auto mutilación, representa la muerte y resurrección que representan los frutos de la Tierra, los cuales mueren en invierno, para volver a nacer nuevamente en la primavera.

El culto de Attis, comienza en el año 1.250 antes de Cristo, en Dindymon (montaña situada al este de Frigia).
A finales del siglo IV antes de Cristo, era habitual el culto de Attis, en el mundo griego.

Los sacerdotes de Attis eran eunucos, el nombre de Atys según nos cuenta Heródoto, historiador y geógrafo griego, que Atys es el nombre histórico del hijo de Creso, en su obra “Atys el dios sol, herido por el colmillo del jabalí”, siendo este una deidad de vida, muerte y resurrección.

Fuentes: