Cosas de Jorge

lunes, 12 de diciembre de 2016

Biorritmos III


Esta es la tercera y última entrega que os escribo sobre los biorritmos, creo que es un tema muy interesante para seguir profundizando en el.

Aunque los biorritmos están considerados una pseudociencia, es algo que realmente está ahí, vamos a ver si nos enteramos que son realmente.
Wilhelm Fliess, paciente de Sigmound Freud y médico alemán, a finales del siglo XIX ya observo cierta regularidad en algunos fenómenos con intervalos de 23 y 28 días, incluyendo nacimientos y defunciones.
Fliess, llamo masculino, al ciclo de 23 días y femenino, al ciclo de 28 el cual coincidía con el ciclo menstrual.
Al parecer los biorritmos se empezaron a estudiar en la Universidad de Viena por el profesor Hermann Swoboda, aunque simultáneamente en la Facultad de Ciencias de Berlín, también estaba estudiando la materia por el doctor Wilhelm Fliess, que es quien empezó a hablarnos del ciclo físico (masculino) y emocional (femenino) a finales del siglo XIX.

Hermann Swoboda, se intereso en el tema de los biorritmos en su cátedra de psicología al notar cambios mentales en sus pacientes, al notar cambios cíclicos periódicos en los síntomas que estos padecían.

Incluso el mismísimo padre del psicoanálisis Sigmund Freud, llego a colaborar con Swoboda.

Después el catedrático de ingeniería  Alfred Telscher, afirmo que sus estudiantes seguían un patrón periódico de 33 días, patrón en el cual oscilaban los días buenos hasta los días malos, creyendo que la capacidad cerebral de adquirir conocimientos dependía de ese ciclo.

Bernard Gittelson, en los años 70 fue quien popularizo los biorritmos con sus libros, entre los cuales podemos destacar “Biorhythm –A Personal Science”, “Biorhythm Sports Forecasting” o “Biorhythm Charts of the Famous and Infamous”.

Gittelson, Biorhytm Computers Inc., obtuvo unos buenos beneficios  con la venta de calculadores de biorritmos, así como con la venta de biorritmos personalizados, también  intento la predicción de eventos deportivos a través de los biorritmos, cuestión con que jamás obtuvo resultados positivos.

Algunos defensores de los biorritmos, justifican que los biorritmos no funcionan en las predicciones deportivas por la influencia en los resultados, por personas interesadas…

Los biorritmos son una forma más, de intentar predecir el futuro de un individuo, con formulas matemáticas simples, aunque muchos expertos en la materia, no le ven mayor poder predictivo que el que el propio azar pueda tener.

Realmente, muchos piensan que tanto la naturaleza, como el clima, las estaciones, los animales, las cosechas y muchas más cosas, están regidas por los ciclos biológicos o ritmos.

Las personas estamos acostumbradas a no escuchar nuestro reloj interior, convertimos las noches en días, vamos al trabajo demasiado temprano o terminamos de trabajar demasiado tarde, no hacemos pausas, simplemente no dejamos llevar por las manecillas del reloj que llevamos en la muñeca al son que la sociedad nos impone.

Como ese reloj que llevamos casi todos en la muñeca, nosotros también tenemos un reloj interno, las manecillas de ese reloj interno son los biorritmos.

Los biorritmos nos dicen cuando debemos dormir o estar despiertos, cuando estamos cansados o descansados, cuando estamos de buen o mal humor…

Existen diferentes biorritmos, los cuales nos afectan en nuestro comportamiento de diversas formas.

Los biorritmos están basados en tres ciclos que se representa cada uno de ellos con una sinusoide, aunque algunos análisis en lugar de solo contar los tres ciclos habituales (físico, emocional e intelectual) también cuentan el ciclo intuicional.

El cálculo de los biorritmos se basa en dos hipótesis:

-Estamos sometidos al rendimiento de nuestras potencias anímicas y físicas por medio de ciclos o ritmos, estos ciclos poseen una duración diferente cada uno de ellos y se ponen en marcha justo cuando nacemos.

-Desde el día de nuestro nacimiento, estos ciclos se repiten, una vez y otra, independientemente entre ellos y entre las circunstancias externas que nos rodean.

La teoría del biorritmo nos dice:

La variación de los ritmos humanos siguen una curva sinusoidal (como si fuera una grafica de la corriente alterna), donde  cada ritmo subiría a un punto máximo y para después bajar a un punto mínimo, para más tarde volver a subir al punto máximo y así sucesivamente.

Existe el ciclo físico, que posee una duración de 23 días, este nos diría el estado físico, la salud, la resistencia, la fuerza, la coordinación, el sentimiento de bienestar de la persona representada por el, a este ciclo también se le denomina ciclo masculino.

El ciclo emocional, con una duración de 28 días, que nos representa las emociones diciéndonos la creatividad, la sensibilidad, el humor, la percepción y la conciencia, también conocido como el ciclo femenino, que coincide con el ciclo  menstrual.

El ciclo intelectual, seria el tercero de ellos con un ciclo de 33 días, que nos representa el estado de alerta, mostrándonos la creatividad, el aprendizaje, la función analítica, el análisis lógico, la comunicación, la memoria y los recuerdos.

El ciclo intuicional, con una duración de 39 días, consiste en una síntesis de los otros tres (físico, intelectual y emocional).

Cuando nacemos, cada uno de estos ciclos comienza desde cero, comenzando a subir a una fase positiva, durante la cual tanto nuestras energías, como nuestras capacidades son altas.

Cada ciclo del biorritmo se compone de dos semiciclos, el primero de ellos positivo y el siguiente negativo, los dos de igual duración.

Los fundamentos de los biorritmos son de naturaleza estadística, no tienen relación con prácticas adivinatorias.

Los biorritmos no predicen que va a ocurrir, pero nos indican unas referencias de cómo lidiar con los problemas de la vida, aunque también depende mucho de nuestra credibilidad o incredulidad.

Los que personalmente veo muy curioso, es que estas estadísticas, muchos afirmen que funcionen, según algunos estudios médicos, estos afirman la relación de los biorritmos cuando entran en su fase negativa con el empeoramiento de sus pacientes.

Los críticos de la efectividad de los biorritmos dicen lo siguiente:

-La función periódica, frecuencia y fase atribuidas a los ritmos son arbitrarias.

-Se asume que los ciclos son los mismos para cualquier persona.

-Se hace suposición de que la frecuencia es constante.

-Las pruebas suelen ser anecdóticas.

-La argumentación se basa en la ignorancia de la teoría de los números.

-Las pruebas de las hipótesis tienen defectos graves.

-Son inadecuadas las generalizaciones cuantitativas sobre el comportamiento humano complejo.

-Las hipótesis no se han formulado en términos precisos.

-Los datos experimentales no superan la revisión por pares.

-No se pueden replicar los experimentos.

-Algunos profesionales faltos de escrúpulos se mimetizan con estafadores de la adivinación.
Según el informe de Hines basado en 134 estudios, lo cual llevó a considerar por la ciencia a los biorritmos como una pseudociencia.
“El examen de 134 estudios sobre biorritmos afirmo en 1.998 que la teoría de los biorritmos no es válida (informe de Hines).
Algunos piensan que esta teoría se puede probar empíricamente y se ha demostrado que es falsa.
Terence Hines afirma que este hecho implica que la teoría de los biorritmos no puede considerarse una teoría pseudocientífica .
Los defensores han demostrado que en el comportamiento de los biorritmos no hay nada que pueda falsearlos, por lo cual consideran que la ciencia es científica.

Estos datos han sido obtenidos principalmente de la 
Wikipedia.
 
Si queréis  calcular vuestros biorritmos podéis entrar en la Web Granada.com: