Cosas de Jorge

jueves, 1 de diciembre de 2016

Horus


Durante la lectura de este post conoceremos a Horus (el elevado) un dios celeste de la mitología egipcia, considerado como el iniciador de la civilización egipcia.

Horus se representa principalmente como un halcón o como un hombre con cabeza de halcón con la Corona Doble (la cual representa la unión del Alto y Bajo Egipto).

La doctrina antigua contaba que Horus tenía por ojos al sol y la luna, aunque los sacerdotes de Heliópolis adjudicaron el sol a Ra y quedó el ojo de Horus como la Luna.

Según textos hallados en las Pirámides, Horus es identificado con el cielo oriental, mientras identifican a Thot con el cielo occidental.

Inicialmente Horus era hijo de Hathor, aunque posteriormente el papel de padre fue adoptado por Osiris.
Según el Libro de los Muertos, Horus bajo su forma de Haroerís, tuvo cuatro hijos: Amset, Hapy, Duamutef y Kebehsenuf, los cuales ayudan al Faraón a subir al cielo.

Durante el periodo predinástico ya era conocido Horus, el cual estaba vinculado a la realeza, siendo su centro de culto el Hieracómpolis.

En el Imperio Antiguo se consideraba que el faraón era la manifestación de Horus en la tierra, el cual al fallecer se convertiría en un Osiris (dios de la resurrección), pasando a formar parte del dios creador Ra.

La mitología heliopolitana nos cuenta que Geb, junto a su esposa y hermana Nut, tienen dos varones Osiris y Seth y dos mujeres Isis y Neftis.

Osiris se casa con su hermana Isis y Seth se casa con la hermana restante Neftis.

Osiris y Seth se enfrentaban constantemente por lo cual Seth, asesina a su hermano descuartizándolo en 14 trozos, ocultando sus restos por todo Egipto, para que no pueda ser encontrado su cuerpo.

Isis al enterarse de lo sucedido busca a Osiris día y noche por todo Egipto, logrando recuperar todos los restos de Osiris, excepto el pene.

Tras recuperar las partes del cuerpo de Osiris, Isis utiliza sus poderes para resucitar a su marido, el cual gobernó la Duat (país de los muertos).

Utilizando sus poderes Isis se queda embarazada de Osiris y tiene a Horus.

Al poco tiempo de nacer Horus, lo esconde Isis, dejándolo bajo el cuidado de Tot (dios de la sabiduría), el cual crio, instruyo y lo convirtió en un gran guerrero.

Cuando Horus adquiere la mayoría de edad, con la ayuda de los Shemsu Hor, lucha contra su tío Seth, para recuperar el trono de su padre.

Horus pierde su ojo izquierdo (Luna), en la batalla contra Seth, mientras que Seth perdió los testículos.

Tras la lucha, Seth queda como dios del Alto Egipto y Horus se convierte en el dios del Bajo Egipto, aunque posteriormente Horus pasaría a ser dios de todo Egipto.

Esto representa la lucha de la fertilidad del Valle del Nilo representada por Osiris y la aridez del desierto representada por Seth.

Posteriormente Horus, según la tradición cede el gobierno a los reyes míticos (Shensu Hor).

Se cree, que el culto a Horus nace en la época predinástica y el origen parece provenir del delta del Nilo, aunque fue venerado en todo Egipto, teniendo importantes templos en Hieracómpolis, Edfu y Letópolis.

El culto al dios Horus se extendió por el Mediterráneo como Harpócrates, vinculado a Isis, en la Antigua Grecia es muy venerada su representación en forma de halcón, de niño acompañado de Isis y como amuleto protector “Ojo de Horus”.

Fuentes: