Cosas de Jorge

sábado, 17 de diciembre de 2016

Tarta de hojaldre con piña, higos y fresas


El otro día vi en el supermercado crema pastelera en tetrabrick y como todo lo que veo lo tengo que probar…
La verdad es que tiene un sabor aceptable, por otra parte realizar una crema pastelera tampoco es complicado y siempre nos quedara más rica hecha por nosotros, pero para salir del paso, un día que estemos vagos, es una buena opción la crema pastelera de tetrabrick.

Ingredientes (4-6 personas):

1 lámina de hojaldre congelada
1 tetrabrick de 500 ml de crema pastelera
4 higos frescos
9 fresas en almíbar
2 rodajas de piña
2 cucharadas de azúcar

Preparación:

Comenzamos por descongelar la masa de hojaldre.

La estiramos con el rulo de amasar para darle la forma de la bandeja del horno (en mi caso es una bandeja de aproximadamente la mitad que una bandeja normal).

Sobre una lámina de silicona o papel de hornear colocamos el hojaldre, doblando un poco los bordes hacia arriba para que no se nos escape la crema pastelera cuando se la pongamos encima.

Pinchamos la base con un tenedor para que no suba el hojaldre, cubrimos con lámina de silicona o papel de hornear y llenamos de garbanzos para hacer peso para que el hojaldre no suba.

Horneamos unos 30 minutos con calor abajo a partir de horno frio a 160º y gratinamos unos 10 minutos para dorar los bordes.

Sacamos del horno, dejamos enfriar un poco y retiramos los garbanzos.

Colocamos la crema pastelera sobre el hojaldre y decoramos colocando una rodaja de piña en el centro.

Alrededor de la rodaja de piña repartimos los hijos partidos por la mitad.

Entre cada higo colocamos una fresa y en el centro de la rodaja de piña colocamos otra fresa.

Cortamos a trocitos la rodaja de piña restante y la colocamos en los bordes de nuestra tarta.

Rociamos el azúcar por encima y gratinamos unos 15 minutos en el horno.

Dejar enfriar y buen provecho.