Cosas de Jorge

jueves, 6 de abril de 2017

El nogal


Una nueva fábula de Esopo nos ilustrara el comportamiento humano en la tarde de hoy.

El nogal.



Un nogal que había crecido al pie de un camino y al cual los caminantes herían a pedradas para tomar sus frutos, dijo para sí suspirando:

-¡Infeliz de mí que por mi bondad todos los años me atraigo injurias y dolores!

Hay quienes pagan con mal hasta los mejores bienes recibidos.

Seamos siempre agradecidos y no causemos daño.


Como el nogal, que generosamente, cede sus nueces al caminante que pasa junto a él, la impaciencia del caminante para recolectar el fruto del nogal le hace tirarle piedras para que este suelte antes su fruto.

A las personas nos suele ocurrir lo mismo, nos acostumbramos a recibir de los demás y en ocasiones, cuando no recibimos lo esperado de los demás, reaccionamos como el caminante que tiraba pedradas al nogal para que soltara sus nueces.

Es cierto que vivimos en una sociedad consumista y posesiva, la mayoría de las cosas que realizamos las realizamos para recibir algo a cambio.

Esta sociedad en la cual vivimos, para evitar de que estalle la tercera guerra mundial, se han de cambiar muchas cosas.

No podemos consumir por el hecho de poseer.

Mientras una importante parte del mundo se muere por falta de alimentos, el mundo rico, enferma por exceso de alimentación…

Curiosamente fabricas de renombre nos venden productos basados en carne picada de ternera y nos la mezclan con caballo para aumentar los beneficios de algunos…

Curiosamente, “quizás” si hubiesen etiquetado bien esos productos y los hubiesen vendido como canelones, hamburguesas, etc. de carne de caballo “quizás” las podrían haber vendido como rosquillas, el “morbo” de probar una carne poco consumida.

Personalmente me gusta la carne de caballo, aunque es más dura y más cara que la carne de ternera, tiene un mayor sabor.

Ahora parece ser que hay excedentes de carne de caballo debido a la crisis, se están sacrificando muchos caballos por no poderlos mantener.

Ciertos grupos de gente “importante” esta agrupada, en la sombra, para decidir el futuro de las personas (imagino que para aumentar su poder y su gorda cuenta corriente).

La energía es un gran negocio, pero especialmente el petróleo, habría que denominarlo “oro rojo” por la sangre de inocentes que corre para beneficio de unos pocos capitalistas.

Mientras se ponen trabas a los diamantes de sangre (generan beneficio en África), el crudo siempre es negro, con el se beneficia el mundo rico, y de paso comercian con armas para dominar los países que tienen crudo.

La globalización ha hecho despertar y crecer a China, pero la deslocalización que ella genera, ha traído al mundo rico el paro y el hambre.

En el mundo rico se subvenciona la agricultura y la ganadería para que no se produzca y mantener unos precios artificiales.

Se dice que el producto chino es de mala calidad, pero curiosamente las grandes multinacionales fabrican en China… entonces digo yo… si el producto chino es de mala calidad (que haberlo seguro que lo hay, como en la fábrica de mi pueblo, si es que queda alguna), el producto comprado a una multinacional que fabrica en China, también será de mala calidad, puede ser un producto alemán, español, belga, francés… pero fabricado en China…

Se tienen que abrir rápidamente las líneas de crédito en los bancos (aunque es más rentable y seguro invertir el dinero prestado al 1% por el estado y comprar deuda al estado prestándosela al 5%, un 4% de beneficio seguro, líquido y sin riesgos).

Cuando los bancos financien a empresas y emprendedores, cuando liquiden su stock de pisos (que podrían alquilarlos en lugar de venderlos), darán hipotecas a particulares, ahora solo dan hipotecas para vender sus propios pisos.

Cuando empresas y emprendedores tengan financiación crearan empleo y la rueda volverá a girar.

Los trabajadores que trabajen, obtendrán dinero para gastar y consumir.

Falta poner trabas a la importación, para regular la deslocalización colocando fuertes aranceles en las fronteras para estos productos manufacturados fuera, pero como eso no beneficia a las multinacionales, que son las que después dan cargos bien pagados a nuestros inútiles políticos… así nos va.