Cosas de Jorge

viernes, 6 de marzo de 2015

Escuadron 731



Cuando hablamos de horrores de estado, pensamos generalmente en los Nazis, quizás en la CIA, pero en esta ocasión, os presento al Escuadrón 731 del Ejército Imperial Japonés.

Año 1.918, finaliza la Primera Guerra Mundial, momento en el cuál médicos, junto con el ejército japonés, comienzan el estudio de los productos químicos y biológicos utilizados en Europa durante la guerra.

El Comandante Terunobu, es designado para estudiar los resultados obtenidos, bajo el mando del doctor Ito, por 40 científicos, comprobando que esas armas podrían devastar con facilidad al enemigo, aunque al ejército japonés le pareció deshonorable la utilización de este tipo de armas.

En el año 1.920, se gradúa en la Universidad de Kyoto, Ishii Shiro, el cual se alista en el ejército nada mas obtener su titulo.

En el año 1.924, Shiro regresa a la Universidad de Kyoto, para ampliar estudios y se casa con la hija del presidente de la universidad.

Ishii Shiro se doctora en el año 1.927, siendo un año más tarde enviado a Europa, como agregado militar e incluso viajando en varias ocasiones a Estados Unidos, adquiere conocimientos sobre las investigaciones biológicas de los países occidentales.

El 18 de septiembre del año 1.931, Japón invade el nordeste de China.

A finales del mes de agosto, Ishii junto con 10 científicos de la Universidad Médica del Ejército, realiza una gira para decidir dónde colocar su centro de investigaciones.

A finales del año 1.932, es inaugurado el centro que  estaría bajo el mando del Teniente General Shiro Ishii (el Chujo), a causa de lo cual es promovido a Coronel, bautizando dicho centro como Laboratorio del Ejército sobre Prevención Epidémica, construyendolose en el poblado Bei-inho, el campo de prisioneros experimental Zhong Ma.

Shiro Ishii, creó un grupo secreto de investigación, denominado la Unidad Togo, para la experimentación con estudios químicos y biológicos.

A causa de una fuga de prisioneros, en el año 1.934 y un presunto ataque, que provocó una explosión en el año 1.935, fue cerrado el campo de prisioneros Zhong Ma, construyendo unas nuevas instalaciones de mayores dimensiones en Pingfang.

El Escuadrón 731, ocupaba unos seis kilómetros cuadrados, con más de 150 edificios, de los cuales aún existen algunos abiertos al público y otros son fabricas de diversas empresas chinas.

Más tarde, este campo de prisioneros pasa a los mandos del Ejército de Kwantung, bajo la denominación de Departamento de Prevención Epidémica, que en el año 1.936 es dividido en dos ramas, por orden del Emperador Hirohito, la Unidad Ishii y la Unidad Wakamatsu.

El Escuadrón 731, durante la Segunda Guerra Chino-Japonesa (1.937-1.945), y durante la Segunda Guerra Mundial (1.939-1.945), realizo un programa encubierto para la investigación y desarrollo de armas biológicas, experimentando con humanos.

El 13 de agosto del año 1.937, el ejército japonés utiliza gas venenoso contra las tropas chinas.

El 4 de octubre del año 1.940, un avión japonés lanza bacterias en Chuhsien (Chechiang) causando la muerte de 21 personas.

El 29 de octubre del año 1.940, otro avión japonés vuelve a lanzar bacterias sobre Chechiang, matando a 99 personas.

En el mes de enero del año 1.941, aviones japoneses lanzan bacterias sobre Suiyuan y Shansi causando erupciones epidémicas de consideración en sus habitantes.

A partir del año 1.941, el Departamento de Prevención Epidémica, en sus dos ramas pasa a denominarse Departamento de Prevención Epidémica y Purificación del Agua del Ejército de Kwantung (Escuadrón 731).

Este escuadrón recibo el apoyo de los Cuerpos Imperiales de la Juventud, la Universidad de Investigaciones Japonesa, el Kempeitai (policía militar del Ejército Imperial Japonés) y algunas fuentes también los relacionan con el monopolio del cultivo de la amapola en Manchukuo (productor de heroína).

El Escuadrón 731 estaba formado por ocho Divisiones:

-La División 1: utilizaba una prisión con capacidad para 300-400 personas, la cuales utilizaba para realizar investigaciones sobre la peste bubónica, el cólera, el carbunco y la tuberculosis.

-La división 2: diseñaba y fabricaba aparatos para expandir agentes patógenos y parásitos, así como probaba armas biológicas.

-La división 3: se dedicaba a la fabricación de proyectiles que contenían agentes patógenos.

-La división 4: producía el material para realizar los experimentos.

-La división 5: se encargaba de entrenar al personal nuevo.

-La división 6: era la unidad de creación de municiones, armas, otros accesorios o máquinas para su utilización por parte de los soldados.

-La división 7: estaba constituida por los servicios médicos.

-La división 8: constituía la parte administrativa del escuadrón.

El Escuadrón 731, era conocido por el Ejército Imperial Japonés, como el Laboratorio de Investigación y Prevención Epidémica del Ministerio Político Kempetai, creado con la intención de contrarrestar la ideología política de los enemigos y reforzar la unidad militar.

En el distrito de Pingfang, en China, se instalo el Escuadrón 731 camuflado como unas instalaciones para purificar agua.

En sus inicios, el Escuadrón 731 su misión fue actuar contra la propaganda comunista, pero después su misión se fue ramificando.

El Escuadrón 731, a través de los Kodoha (una fuerza que similar a la Schutzstaffel Nazi), impulsó la creencia en la supremacía racial japonesa, teorías racistas, contraespionaje, investigación, sabotaje político e infiltración en las líneas enemigas.

Entre sus actividades, destaca su proyecto médico denominado Maruta, el cual utilizaba personas para experimentar, donde eufemísticamente se denominaba a las personas “troncos,” donde se realizaban vivisecciones en personas sin el uso de anestesia, porque esta podría influir en el resultado de los experimentos o simplemente era innecesaria puesto que las cobayas humanas estaban atadas.

Entre los experimentos de vivisecciones, se extraían órganos a prisioneros infectados con diversas enfermedades en vida, porque la putrefacción podría alterar los resultados, también se realizaron vivisecciones en mujeres embarazadas, extrayéndoles los fetos, se amputaban extremidades a prisioneros para estudiar la pérdida de sangre, en algunas ocasiones estos miembros amputados eran unidos a su parte opuesta, se congelaban y amputaban extremidades, otros miembros eran congelados y posteriormente descongelados para analizar los efectos de la gangrena y la putrefacción sin tratamiento, a otros prisioneros se les quito el estómago, uniéndosele el esófago a los intestinos, también fueron extirpados otras partes internas del cuerpo a los prisioneros.

Se realizaron ensayos con armas, utilizando blancos humanos, para probar granadas, experimentar con lanzallamas e incluso se llegaron a atar a personas a arboles para experimentar bombas de gérmenes, armas químicas y bombas convencionales.

También, se realizaron experimentos con agentes patógenos, inyectando a los prisioneros sueros contaminados, simulando ser vacunas, para estudiar sus efectos,  para estudiar las enfermedades de transmisión sexual, deliberadamente se infecto a prisioneros con sífilis y gonorrea para después estudiar sus efectos, también se infestaban los presos con pulgas con la finalidad de obtener pulgas transmisoras para estudiar la posibilidad de su utilización en una guerra biológica.

Por si todo esto no basta, también estudiaron ataques biológicos introduciendo parásitos, ropa infectada y comida contaminada, lanzada en el interior de bombas sobre algunos objetivos, a causa de lo cual aparecieron epidemias de cólera, carbunco y peste bubónica, las cuales causaron la muerte de unos 400.000 chinos.

Aunque nos quedan más experimentos terroríficos, tales como colgar cabeza abajo a algunos prisioneros para ver cuánto tardaban en morir asfixiados, inyectar aire en las arterias para ver cuánto tiempo se tardaba en producir una embolia, las inyecciónes de orín de caballo en los riñones de algunos presos, otros presos se dejaron sin agua, ni comida y sin dejarlos dormir, para ver cuánto tiempo tardaban en morir, a otros presos se les introducía en una cámara de vacio hasta la muerte, la exposición de personas a bajas temperaturas para su congelamiento, para ver lo que tardaban en morir y estudiar la gangrena y la putrefacción de sus organismos, se experimento con la temperatura, las quemaduras y la supervivencia humana, se metió en centrifugadoras a personas, haciéndolas girar hasta su muerte, se inyecto sangre animal en personas para evaluar su efecto, a otros presos se les dieron dosis mortales de rayos X, se introdujeron a personas en cámaras de gas probando en ellas diversas armas químicas, se experimento inyectando burbujas de aire en el torrente sanguíneo de personas para simular y estudiar una apoplejía, se inyecto agua de mar en la sangre de algunas personas, para probar si podía servir como solución salina, se introdujo a madres con bebes en un recipiente que se llenaba con agua, para observar su comportamiento, donde al principio la madre intentaba salvar a su hijo, levantándolo más alto que el agua y al final acababa pisándolo, para evitar ahogarse ella.

En la guerra biológica, desarrollaron la bomba de bacilos defoliantes y la bomba de pulgas, con estas bombas contaminaron cultivos, embalses, manantiales.

Se lanzo desde aviones, ropa y comida contaminada en zonas de China, no ocupadas por los japoneses.

Este escuadrón también ha sido relacionado con la policía militar de Manchukuo, el servicio de inteligencia manchú, la policía manchú ordinaria, los Comités Manchúes, los partidos políticos manchúes regionales y el destacamento del Servicio Secreto Japonés en Manchukuo.

En agosto del año 1.945, a causa de la invasión rusa de Manchukuo y Mengjiang, el Escuadrón 713 abandonó sus actividades, huyendo sus componentes y familias a través de Manchuria y China para regresar al Japón.

Shiro Ishii, ordeno a su grupo llevarse el secreto de lo ocurrido a la tumba y repartió ampollas con cianuro de potasio a los suyos, para que estos se las tomaran si eran apresados.

Se ordeno la dinamitación de las construcciones, pero estas estaban demasiado bien construidas, quedando en pie buena parte de ellas por lo cual se puedo descubrir lo que ocurrió allí.

Se publico la muerte de Ishii Shiro y se simulo su entierro,  pero el Coronel Thompson consiguió localizarlo e interrogarlo, en un largo interrogatorio que comenzó el día 17 de enero de 1.946 y duró hasta el 25 de febrero del mismo año, Ishii cambio sus conocimientos a los Estados Unidos por su indulto, el de sus hombres y una nueva personalidad en los Estados Unidos.

Más tarde Ishii Shiro, regreso al Japón donde fue recibido con honores, llego ser gobernador de Tokio, presidente de la Asociación Médica y del Comité Olímpico del Japón, muriendo el año 1.959 de un cáncer en la garganta.

En agosto del año 1.946, el Tribunal de los crímenes de guerra de Tokio “investigo” a causa de la denuncia del ayudante del fiscal chino David Sutton, la aplicación de sueros infectados en civiles chinos, siendo anulada la causa, por el presidente del tribunal Michael Levin.

En diciembre del año 1.949, se juzgo a los japoneses capturados en el juicio de Jabárovsk, el abogado del juicio fue Lev Smirnov, el cual también fue abogado querellante ruso, de los juicios de Nuremberg, contra los doctores nazis.

El resultado de los juicios de Jabásrovsk, fueron condenas de entre 2 y 25 años de reclusión en campamentos de trabajo, aunque todos los médicos obtuvieron la amnistía.

En el año 1.950, una agencia periodística moscovita publica una larga transcripción parcial del juicio en varios idiomas “Material son the Trial of Former Servicemen of the Japanese Army Charged wit Manufacturing and Employing Bacteriological Weapons” (Moscow: foreing Languajes Publishing House, 1950), en la edición en lengua rusa se publicaron unas 50.000 copias.

Según algunos cálculos, posiblemente unas 10.000 personas (civiles y militares), chinas, coreanas, mongolas y rusas fueron objeto de los experimentos del Escuadrón 731, cuyos experimentos con armas biológicas se cree que pudieron causar unas 200.000 muertes.

Una parte de los implicados en el Escuadrón 731, continuaron su vida impunemente, otros fueron arrestados por los rusos y procesados en los juicios sobre crímenes de guerra de Jabárovsk, el resto  se rindió a los estadounidenses y se les otorgo la amnistía a cambio de sus conocimientos.

En agosto del año 2.003, un grupo de constructores de Heilongjiang, desenterraron unos proyectiles químicos, de hacia unos 50 años, dando como resultado la hospitalización de 29 personas.

Fuente: