Cosas de Jorge

martes, 27 de junio de 2017

Shadu aghori


Hoy tocaremos un nuevo tema, un tema que a las personas normales, lo habitual, seria que nos generara asco, pero… parece ser que hay gente que actualmente practica el canibalismo.

Existe una secta hindú, la cual pertenecía a la secta de los Kapalikas en el siglo XIV, esta secta es la Secta Aghori, una secta devota del dios hindú Shiva, en su forma de Señor Bhairava.

La secta de los Kapalikas data del año 1000 DC, los Aghori fueron separados de la secta Kapalikas por sus prácticas poco ortodoxas.

La palabra Aghora significa, la luz, la consciencia, simboliza un estilo de vida, donde los Aghori no adquieren sentimientos intensos o profundos, parecen indiferentes a los sucesos que la vida nos presenta día a día.

Los Aghori habitan en la India, Nepal y sudeste de Asia.

La secta Aghori es conocida por practicar el necro-canibalismo (comerse la carne de personas muertas).

Por esta costumbre fueron separados del Hinduismo, pero en zonas rurales de la India son reverenciados, puesto que se les considera capaces de evitar el dolor y curar enfermedades al ganado, gracias a sus prácticas religiosas.

Ciertamente la presencia de esta gente destaca, a pesar de ser bastante habitual en la cuidad India de Benarés, lugar donde suelen comerse los cadáveres no incinerados que suelen lanzarse al rio Ganges.

Los Aghori son habitantes del osario, creen que todos los humanos son Aghori de nacimiento.

Hari Baba afirma que los bebés humanos, de todas las sociedades juegan tanto en su propia sociedad, como con los juguetes de su alrededor.

Los niños aprenden la discriminación conforme van creciendo, así como aprenden las aversiones de sus padres.

Estos niños, se vuelven conscientes de su mortalidad, al temer su mortalidad, palian ese miedo negándolo todo.

Aghor sadana, consiste en un proceso de desaprendizaje  de los modelos culturales previamente adquiridos.

Los Aghori  dedican su vida a la meditación, así como a la espiritualidad, suelen ir desnudos, salvo en algún caso que se visten con el sudario de algún muerto, o también acostumbran a embadurnarse con las cenizas de alguna cremación.

Por si así no es suficientemente tétrica su imagen, suelen llevar un cráneo humano que utilizan de cuenco para beber.

Los Aghori comen la carne cruda de los cadáveres que flotan sobre el río Ganges o también restos de la carne quemada procedente de alguna cremación.

Los Aghori consumen carne humana para probar que nada es profano, ni está separado de Dios, que la materia muerta, simplemente pasa de un estado a otro.

Los Aghori, creen que el canibalismo les da poderes sobrenaturales y beneficios físicos, que les retrasa el envejecimiento o les da la inmortalidad.

Los devotos del dios Shiva en la forma de Señor Bhairava, son monistas creyendo la habitual creencia hindú moksha (liberación), así como en la samsara (reencarnación).

Los Aghoris basan sus creencias en que Shiva es perfecto y responsable de todo, incluso del pensamiento, por lo cual, todo lo que existe ha de ser perfecto, negar la perfección de algo, seria la negación del carácter sagrado de ese algo y a su vez implicaría también la negación de Shiva.