Cosas de Jorge

jueves, 31 de agosto de 2017

Cabala


La cábala, una escuela de pensamiento esotérico judaista.
 
La antigua literatura judaica, consideraba que la cábala era todo el comprendió de la doctrina recibida, a excepción del Pentateuco.

El Pentateuco es el nombre que reciben los cinco primeros libros de la Biblia, que algunos afirman que fue escrito casi en su totalidad por Moisés, su traducción sería cinco pergaminos.

Sus textos principales son:

-El Árbol de la Vida.

-El Talmut de la 10 sefirot.

-El Zohar.

-El prefacio de la Sabiduría de la cábala.

La cábala analiza los sentidos recónditos de la Torá (libro que los cristianos llaman Pentateuco).

La cábala surgió a finales del siglo XII en el sur de Francia y España.

La cábala es el conjunto de las tradiciones místicas judías, recopiladas desde antes de Cristo, las cuales reinterpretaron las Escrituras.

La palabra cábala significa “recibir” y busca en la Torá, el significado del mundo y de la verdad para conocer la realidad que nos rodea.

La sabiduría de la cábala es una herramienta científica para estudiar el mundo espiritual.

Para explorar nuestro mundo, usamos la física, la química y la biología, pero con eso no basta para conocer la esfera oculta, aquello que nuestros sentidos no pueden percibir, esta herramienta es la cábala.

Los libros de la cábala, enseñan la estructura de los mundos espirituales y la forma en que cada uno puede alcanzarlos.

El Zóhar es una colección de comentarios sobre la Tora, cuyo propósito es guiar a personas que han alcanzado altos niveles espirituales.

La cábala se divide, en cábala dogmática y en cábala artificial.

La cábala dogmática, explica los sentidos ocultos de algunas palabras de la Biblia.

La cábala artificial describe determinadas reglas hermenéuticas para descifrar el sentido oculto de los textos de la Biblia.

Se cree que el alfabeto cabalístico fue creado por los caldeos, el cual paso después a los hebreos.

Los números o raíces simples (1-9) representan la forma de ser de personas o entidades.

Los números dobles o compuestos son los que representan las influencias karmicas.

A través del alfabeto numérico de la cábala caldeo-hebrea, podemos calcular nuestros números simples y compuestos.

Este alfabeto numérico asigna un valor a cada letra, cuyos valores son los siguientes:

1-A, I, J, Q, Y
2-B, K, R
3-C, G, L, S
4-D, M, T
5-E, H, N, Ñ, X
6-U, V, W
7-O, Z
8-F, P

Para calcular nuestro número compuesto debemos sustituir las letras de nuestro nombre y primer apellido por su número correspondiente, e ir sumando después todos estos números entre sí, ello nos proporcionara nuestro número compuesto.

También hemos sumar entre sí los números que forman la fecha de nuestro nacimiento (D+D+M+M+A+A+A+A).

Ahora sumando entre si los números compuestos generados por nuestro nombre, apellido y fecha de nacimiento, obtendremos el numero simple que nos dirá nuestra personalidad.

Ejemplo: José (1+7+3+5=16) Pérez (8+5+2+5+7=27)

Supongamos su fecha nacimiento 31-07-1962 (3+1+0+7+1+9+6+2=29)

Ahora tenemos tres números compuestos 16,27 y 29, los cuales los convertiremos a números simples (1+6=7), (2+7=9) y (2+9=11), donde obtenemos 7+9+11 (1+1=2) =18 (1+8=9) obteniendo como numero personal, el número 9.

A continuación, os coloco el significado de cada uno de los 9 números que representan como somos.

NUMERO 1

Las personas 1, poseen un fuerte sentido de la propia valía y les disgustan mucho las críticas.

Las personas 1 exigen el respeto de los demás, y habitualmente lo obtienen; insisten en organizarlo y controlarlo todo... y a todos.

El deseo subyacente es ser inventivo, creador y fuertemente original.

Estas personas son muy definidas en sus puntos de vista, y cuando se les contradice, suelen mostrarse tercas.

Les disgustan las restricciones, pues necesitan sentirse libres.

Casi siempre se elevan a una posición de cierta autoridad en cuanto emprenden.

De lo contrario, se esconden por los rincones, con el orgullo herido y las ambiciones frustradas.

Insisten en que la pareja, los amigos, los familiares, los compañeros de trabajo y hasta el jefe les traten con respeto.

Protegen a los débiles, defienden a los indefensos y toman sobre sí las cartas de otros, siempre que esos "otros" hagan exactamente lo que ellos digan.

Lo saben todo, saben más que los demás y consideran que sus opiniones son superiores, si no perfectas.

Casi siempre tienen razón, lo cual, comprensiblemente, fastidia a las personas a quienes sermonean.

Y sermonean con energía.

Pero también son increíblemente susceptibles a los cumplidos, a los sinceros, pues saben detectar la diferencia con los falsos.

El aprecio sincero los hará ceder y retroceder para complacer a esa persona.

El orgullo es su punto más débil, cuando se les hiere en el amor propio, pierden todas sus virtudes y se vuelven muy desagradables.

Cuando se sienten apreciados y respetados, nadie más generoso y ni benévolo que ellos.

Pero también saben ser peligrosos, cuando se los pasa por alto.

Amar y ser amados, es una necesidad tan vital para ellos, como el aire que respiran.

Aunque se sienten heridos con facilidad, se muestran bien dispuestos a perdonar cuando el enemigo inclina la cabeza y se disculpa.

El único modo de ganar una confrontación con ellos es mostrarse humilde y pedir sinceras disculpas, de ese modo, nos perdonarán graciosamente.

Estas personalidades no gustan de la familiaridad con de los desconocidos, pero es sumamente afectuosa con aquellos en quienes deposita su amor y confianza.

Ama a los niños y a la gente joven, pero suele albergar cierta tristeza relacionada con un niño.

Disfruta de las ropas finas, las joyas, y los coches imponentes.

Todas las personas 1 están dotadas con una visible dignidad innata.

NUMERO 2

Las personas 2 son soñadoras, poseen una naturaleza muy romántica, y secretamente, son "Psíquicas".

Su intuición está muy desarrollada.

Una de las características de las que deben cuidarse es "el miedo a la sombra de los miedos".

Las personas 2 temen cualquier tipo de pérdida, la pérdida del amor, de la propiedad, del dinero, de la amistad, del empleo, y la pérdida de sus seres amados por muerte o por otro tipo de separación.

Estas personas necesitan un hogar como base, aunque les encanta recorrer el mundo, con tanta frecuencia como se lo permita su situación financiera, deben tener una casa fija a la que regresar.

De ningún modo pueden vivir a la deriva.

Demuestran una devoción fanática (en sentido positivo o negativo) por los padres, especialmente por la madre.

Por su parte, son padres excelentes, pero deben cuidar de no asfixiar a sus hijos con el carácter posesivo de su amor.

Es la vibración protectora, puesto que se preocupan muchísimo por el bienestar de amigos y familiares.

Se afanan alrededor de los demás, cuidando de que no tomen frío, no malgasten el dinero, etc.

Son personas sumamente cautas; aborrecen las apuestas y los juegos de azar.

Aman el dinero, pero les gusta acumularlo de un modo seguro y estable para invertirlo sin riesgos, a fin de aumentarlos mediante dividendos e intereses.

La vibración 2 está cargada de secretos, nunca deja que otros sepan cuál será su próximo paso.

Son expertos en sonsacar los secretos ajenos, pero no te permiten que invadas su intimidad.

Se vuelven de derecha a izquierda y retroceden antes de avanzar, de un modo asombrosamente agresivo, hacia el objetivo.

El dinero parece pegarse a ellos como la cola.

Son gente caritativa, sobre todo con la familia, y tienden a presidir instituciones de caridad, pero sufren escalofríos con sólo pensar en depender de la buena voluntad ajena.

Cuando aprenden a superar los miedos, la tendencia posesiva y la cautela innecesaria, su imaginación, adaptabilidad e intuición los llevan a la concreción de sus múltiples sueños.
NUMERO 3

Las personas 3 basan todos sus actos sobre el cimiento de un gran ideal.

Apuntan hacia la verdad y sólo la verdad puede satisfacerlas, ya sean que busquen la verdad de una relación amorosa, una amistad, una carrera, la política o la religión.

No se dejan desconcertar por los engaños ni las respuestas evasivas, son capaces de detectar una mentira, una distorsión o una falta de honestidad a un kilómetro de distancia.

Algunos de ellos alcanzan esa meta de verdad, otros terminan por creerse sus propias ilusiones, pero nunca dejan de buscar.

La vibración 3 es independiente hasta la ferocidad, busca una total libertad de expresión y movimiento y no se la puede atar.

Los viajes son una necesidad absoluta, para tratar con otros y ver el mundo y para aprender cuanto se pueda sobre todos los países y sus gentes, todos los conceptos intelectuales, todas las filosofías.

Tienden a ver el lado bueno de las cosas y su optimismo es contagioso.

Debido a esa brillante búsqueda de la verdad, la religión es parte importante en la vida de una persona 3, sea que la acepte con fanático fervor o que la rechace amargamente. La actitud nunca es neutra.

El deporte juega un papel importante en su vida.

La vibración 3 tiene un modo de hablar chocante por su franqueza, y se indigna ante cualquier tipo de insinceridad.

Ama auténticamente a los animales y denota una fuerte tendencia a defender al desvalido humano, con la misma lealtad que demuestra a sus perros, caballos y otras mascotas.

Existe una marcada indiferencia por los vínculos familiares, el matrimonio funciona sólo cuando la libertad es total.

Las personas 3 suelen presentar una extraña mezcla de sabio filósofo con despreocupado payaso, a veces les falta sentido de la responsabilidad.

Algunos de sus sueños, objetivos y ambiciones son serios; otros, tontos y frívolos.

Para ellos importa mucho obtener una buena educación, quedan destrozados cuando se les niega, por algún motivo, las aulas del saber superior.

NUMERO 4

Las persona número 4 rara vez son comprendidas por sus amigos y familiares.

Constituyen un enigma para cuantos las conocen.

Crean sus propias reglas, y esas reglas no siempre se ajustan a las de la sociedad.
Una marcada individualidad colorea todos sus pensamientos y actos.

Si hay un modo diferente de hacer algo, la persona 4 lo encontrará.

Su modo de hablar y de actuar suele escandalizar a otros, y con frecuencia parece que escandaliza con intención.

Los 4 viven en el futuro, el presente les importa muy poco.

Están muy por delante del resto en sus ideas e ideales.

Con esta característica poseen un innato talento para la profecía, para saber qué pasará mañana mucho antes de que ese mañana llegue.

Su estilo de vida va desde lo no convencional a lo absurdo, pero sus "locas" ideas tienen éxito la mayoría de las veces.

Cualquier cosa que se aparte del sendero trillado atrae fuertemente a la persona 4, de carácter curioso e investigador.

Decirle que algo es imposible, no hace sino acentuar y acicatear su empecinamiento en demostrar lo contrario.

Aunque la vibración 4 aboga por el cambio en todos los aspectos de la vida, desde la política al arte, estas personas son extrañamente renuentes a aceptar el cambio en sus hábitos personales, que permanecen invariables.

Suelen mostrarse muy tercos cuando alguien trata de darles órdenes o de modelarlos según un patrón social más aceptable.

Como nadie es profeta en su tierra, y dado que las personas 4 viven muy en el futuro, la gente suele ignorar o ridiculizar sus visiones más grandes y verdaderas.

Les fascinan los OVNI, su deseo secreto es establecer contacto y subir a bordo, con esperanzas de no regresar al caos de la Tierra.

Los movimientos reformistas, como la Igualdad de Derechos para las Minorías, atraen a las personas 4, auténticamente dedicadas a la tolerancia y a la hermandad.

La amistad resulta vital para la vibración 4, con frecuencia (aunque no siempre), estas personas tienen amigos de distintos ambientes.

El dinero les importa poco, tanto pueden tratar con reyes como con pobretones, no se preocupan en absoluto por las diferencias de clase y no tienen el menor interés por impresionar a nadie, lo mismo les da vivir en un camión, una carpa, una bolsa de dormir o un palacio.

No se trata de que tengan prejuicios contra las comodidades o la riqueza, sino que no prestan atención a cuanto les rodea.

Viven en su imaginación.

Una de sus mejores virtudes es la tendencia a "vivir y dejar vivir".

A las personas 4 les importa un comino lo que digas o hagas, por mucho que se opongan a sus principios, y espera que tú le respondas con la misma consideración.

NUMERO 5

Las personas 5 poseen un gran encanto natural, y como regla general, son espontáneamente corteses.

Saben detectar fallos y errores con celeridad y no vacilan en señalarlos.

Son hipercríticos e incapaces de pasar los errores por alto (tanto los propios como los ajenos), se asocian con el amor a los viajes y al movimiento.

El cambio es una necesidad jamás satisfecha, cambio de escenario, cambio de relaciones, de residencia, de creencias políticas y espirituales, etc.

Existe una fuerte tendencia a analizar excesivamente a las personas y las situaciones.
A la persona 5 le cuesta someterse a los sentimientos y a la intuición, el intelecto está decidido a hallar respuestas lógicas.

Esta obsesión con el análisis puede arruinar las relaciones personales de quienes se dejan gobernar por la vibración 5.

Hasta el amor se desgasta bajo un escrutinio tan constante, habitualmente innecesario, el amor está hecho de instintos y sentimientos, no de lógica.

Las personas 5 tienden a matar el amor a fuerza de hablar, en vez de dejarlo correr, convirtiéndose en parte de ellos, sin cuestionar sus por qué y sus cómo.

El amor no tiene nada que ver con la lógica.

A mucha gente le gusta la compañía de una persona 5, pues exteriormente suelen ser agradables y tranquilizantes.

Como el 5 es la vibración del intelecto, quienes están bajo su influencia son sumamente brillantes, de una inteligencia superior a la común y de mente alerta.

Nada se les escapa.

Parecen estar afinados al menor detalle.

Cuando las circunstancias financieras o de otra índole no les permiten viajar con tanta frecuencia como necesitan, viajan con la mente, y puesto que la tienen tan aguda, esos sueños son lo bastante vívidos para satisfacer sus inquietudes interiores, siquiera por un tiempo.

Según los antiguos, el número 5 está asociado con lo que se llama "magia de la tierra".

Curiosamente, el número 5 otorga ansias de creer en la magia, en duendes, hadas y misterios de la naturaleza, junto con la necesidad de clasificarlo todo y ponerlo bajo el microscopio mental, dos cualidades que están en polaridad directa; esto hace que a ellos mismos les cueste entenderse.

Las personas 5 suelen ser muy tensas, viven de sus nervios y ansían la excitación.

Son de pensamientos y decisiones rápidas, con frecuencia, impulsivos en sus actos.

 Tienen un agudo sentido de la novedad en ideas e invenciones, están dispuestos a correr riesgos y son especuladores natos.

La literatura, la publicidad, las relaciones públicas y las publicaciones son ocupaciones afortunadas para los 5.

Poseen una admirable elasticidad en sus puntos de vista y la capacidad de recuperarse con prontitud de los golpes del destino, que parecen no dejarles impresiones duraderas.

NUMERO 6

Las personas 6 parecen atraer a los demás como un imán.

Sus amigos y conocidos los aman sinceramente, por su parte, cuando asumen un compromiso afectivo demuestran verdadera devoción por el ser amado.

Hay más idealismo y afecto que sensualidad en su naturaleza amorosa.

Son románticos de nacimiento, con una fuerte veta sentimental, por mucho que traten de negarlo o disimularlo.

La vibración 6 otorga el amor por el arte y una intensidad afinidad con la música.

Estas personas gustan de las cosas bonitas y los muebles de buen gusto, los colores pastel y la armonía en el ambiente que habitan.

Les encanta recibir a sus amigos y hacer feliz a la gente, no soportan la discordia, las discusiones, los celos o las actitudes desagradables, aunque por su parte pueden mostrarse intensamente celosos si se ven amenazados con la posible pérdida de alguien o algo que aman.

La vibración 6 hace amigos con facilidad y tiende a disfrutar cuando puede resolver una disputa entre sus amigos, relaciones comerciales y parientes, en esas oportunidades se muestran apacibles y dóciles como corderos... hasta que surge su lado terco, entonces no parecen tan dulces.

El dinero llega a ellos sin esfuerzo, a veces gracias a su propio talento y a sus habilidades, otras veces, por una herencia o mediante amigos o parientes adinerados.

Pero deben tener cuidado con cierta tendencia a los extremos del despilfarro y la tacañería.
Rara vez muestran una actitud neutral con respecto a las finanzas.

Experimentan un marcado amor por la belleza en todos los aspectos de la vida.

Casi todos se sienten profundamente atraídos por la naturaleza, les encanta pasar una temporada en el campo, cerca de los bosques silenciosos y los arroyos cantarines, que tienen un efecto tranquilizador en sus emociones.

El gusto por el lujo caracteriza a la vibración 6, admiran el buen gusto y se apartan de lo vulgar.

Por lo general sus modales son impecables, se muestra siempre corteses.

Sin embargo, cuando albergan fuertes sentimientos con respecto a algo no vacilan en hacer conocer sus opiniones.

Gustan de la discusión y el debate político o de otra índole, habitualmente ganan, debido a su lógica... y a sus irresistibles sonrisas.

NUMERO 7

Las personas 7 tienden a tener sueños notables.

A veces los revelan y otras veces se los reservan, pero sueñan mucho más que la mayoría.
Abrigan un inmenso interés por los misterios esotéricos, la mitología, las naves espaciales y todo lo desconocido.

Con frecuencia poseen los dones de la intuición y la clarividencia, más cierto magnetismo sedante y tranquilizador, que tiene gran influencia sobre los demás.

Muchas veces basta su presencia para serenar a una persona preocupada.

Suelen tener ideas peculiares con respecto a la religión, renuncian a seguir los senderos trillados y tienden a adoptar convicciones políticas únicas y algo contrarias a la ortodoxia.

La persona 7 viaja extensamente en algún momento de su vida, de lo contrario, lee con avidez libros sobre tierras lejanas.

Se sienten fuertemente atraídas por el mar y se vinculan con la navegación a vela, los deportes acuáticos o a la Marina.

Existe la tendencia a preocuparse por el futuro, motivo por el cual necesitan saber que tienen una buena seguridad financiera como base.

Sin embargo no se preocupan por las posesiones materiales ni se interesan por acumular grandes riquezas.

A su modo discreto y reservado, tienen ambiciones que no revelan a otros, y éstas están siempre teñidas de un punto de vista filosófico.

Favorecen a otros con la gracia de su comprensión empática del dolor y el sufrimiento, por lo cual amigos, parientes y conocidos les confían sus problemas.

Poseen una fuerte tendencia a la intimidad, estas personas prefieren reservarse sus problemas.

Evitan las preguntas indiscretas y huyen de las personas autoritarias, o de cuanto consideren una invasión a su vida privada.

Los modales refinados, el temperamento artístico y el carácter sensible componen la esencia del 7.

No te dejes engañar por la actitud a veces taciturna de estas personas.

Te sorprenderá descubrir los pensamientos extraños que pasan por su mente cuando están en comunión consigo mismos.

Pero la persona 7 debe hallarte digno de confianza para compartir contigo esos torrentes interiores de contemplación... y tendrás que ganarte esa confianza demostrando que no eres prejuicioso ni condenatorio.

La gente 7 rara vez es una u otra cosa.

NUMERO 8

Las personas 8 son normalmente silenciosas, reservadas y tímidas.

En vez de avanzar impulsivamente, llegan adonde desean con lentitud y seguridad; nada les impedirá realizar sus ambiciones.

Su timidez y reticencia es una máscara del intenso impulso de alcanzar la cima de la profesión o la carrera elegidas.

Son excelentes maestros y consejeros, en su mayoría, pueden triunfar en el duro juego de la política y se destacan en cuanto requiera paciencia y deducción inteligente.

Los influidos por la vibración 8 pueden tener mala salud durante la infancia, pero se vuelven más robustos al llegar a la madurez, la longevidad es común en hombres y mujeres 8.

Estas personas están dispuestas a esperar para que sus planes rindan frutos, y mientras esperan suelen emplear el tiempo con prudencia.

Es raro que una persona 8 demore el cumplimiento de sus tareas o las cumpla de mala gana.

Tienen un innato sentido del deber y de la responsabilidad, que no les permite adoptar una actitud despreocupada con respecto a lo que de ellos se espera.

Casi todos son tan dignos de confianza como un buen reloj de péndulo, y tan cómodos como un edredón de plumas.

Tienen un rico sentido del humor, pero es preciso estar alerta para detectarlo, pues es sutil, nunca obvio.

Estas personas se comportan como si no les importase lo que el prójimo piense de ellas, se diría que los elogios no los conmueven, pero en el fondo les importa mucho lo que la gente piense de ellos, si los cumplidos son sinceros, disfrutan secretamente, aunque disimulan el placer, por miedo a que les consideren débiles.

Eso es lo último que desean.

Casi todas las personas 8 tienen un temperamento muy profundo e intenso y una gran fortaleza interior.

Con frecuencia desempeñan un papel importante en el drama de la vida, muchas veces son instrumentos del destino para otros.

Existe una tendencia hacia el fanatismo religioso y se aferran implacablemente a sus creencias, pese a todas las oposiciones.

Como amigos son amorosos, como enemigos, implacables.

Aunque la persona 8 parece fría y poco demostrativa con quienes ama, puede mostrarse tímidamente afectuosa cálidamente devota.

Muchas veces son solitarios que necesitan con desesperación el amor del prójimo.

Son capaces de grandes sacrificios por un ideal, una ambición o por quienes dependen de ellos.

A medida que maduran van tomando un aspecto más juvenil, parecen más jóvenes a los cincuenta que a los veinte.

Son tan exigentes con otros como consigo mismos, pero pese a sus actitudes exteriores de sabiduría y madurez, autocontrol y disciplina, en el fondo tiene un corazón solitario y anhelante, necesitan saber que la búsqueda de la felicidad no es pecado.

 NUMERO 9

Las personas 9 no son tercas, pero están decididas a obtener lo que desean, lo cual es diferente. La terquedad reacciona, la decisión inicia.

El 9 otorga la tendencia a ser impulsivo y a tomar decisiones al instante, para lamentarlas después.

Aunque monta en cólera con frecuencia, estas personas perdonan y olvidan las injurias con facilidad.

Son vulnerables ante sus enemigos porque su primer impulso es confiar en todos.

Como son tan francos, esperan que los otros actúen igual... y con frecuencia no es así.
Las maquinaciones tortuosas siempre los toman por sorpresa.

Como regla general, son incapaces de semejante conducta y la deshonestidad los pilla desprevenidos casi siempre, hasta que aprenden a ser más cautelosos.

Una de las mejores virtudes de la vibración 9 es la capacidad de ir directamente al fondo de una situación, en vez de perder el tiempo en circunloquios y en un lento proceso de análisis.

Eso los torna muy impacientes con los pensadores más lentos, cosa que no les ayuda a ganar popularidad.

En realidad, la impaciencia con los errores ajenos y con los pensamientos equivocados es uno de los rasgos que las personas 9 encuentran más difíciles de dominar.

Para describir la personalidad 9 se podría decir que todo está a la vista debido a su completa falta de malicia.

Planear estrategias complejas para conseguir del prójimo lo que desean va contra la esencia misma del 9.

Es mucho más fácil exigir lo que se desea, simplemente.

A muchos les conmueve la vulnerabilidad visible del 9, su cualidad infantil, y los tratan con actitud protectora; otros consideran tontas estas características.

Por eso, entre otras cosas, las personas 9 rara vez reciben el verdadero respeto de amigos y asociados, hasta que su temperamento y espíritu valeroso salen a la palestra, en esos casos, quienes subestimaron la pura energía de la vibración 9 darán un súbito y espantado paso hacia atrás.

Existe una fuerte tendencia hacia la vanidad y les preocupa constantemente su aspecto personal.

La raíz de esta actitud es el miedo al rechazo, porque bajo todas sus bravatas suelen temblar por la falta de confianza en sí mismos.

Por seguros que parezcan, necesitan comprobar constantemente que se los quiere, se los respeta, se los admira y se los ama.

Pese a los aires independientes y pujantes de la gente 9, sufren una gran falta de seguridad.

Generosos en demasía y normalmente dispendiosos, no necesitan lecciones para dar.

 Su primer impulso es dar, entregarse, y dejar que Dios provea para mañana.

Para una mayor información sobre el tema os remito a la web “La sabiduría de la Cabalá”.

También he recopilado información de la wikipedia en su post 
“Cábala”.

Para informaros más profundamente sobe el alfabeto caldeo-hebreo, podéis visitar la web “Saber Oculto”.