Cosas de Jorge

domingo, 27 de agosto de 2017

Onsen (aguas termales e infiernos japoneses)


Con este artículo viajaremos hasta Japón, donde conoceremos unas curiosas aguas termales de origen volcánico, que podemos encontrar en la Prefectura de Ehime, conocidas como Onsen.

Realmente, los Onsen son unos baños tradicionales japoneses, que aprovechan la temperatura natural de sus aguas, a causa de la actividad volcánica.

Milenariamente los japoneses han unido la limpieza del cuerpo con la purificación espiritual, prefiriendo utilizar los Onsen exteriores para poder mantener el cuerpo caliente y la cabeza fría.

Generalmente, no se utilizan los que están al natural por carecer de servicios, por lo cual suele utilizarse los instalados en las casa termales.

Los Onsen son muy diferentes entre ellos, por una parte, unos solo tienen un gran Ofuro (bañera o piscina), otros tienen un Ofuro interior y otro exterior, habiéndolos también con varios de ellos, con diferentes temperaturas, cualidades curativas o de belleza, con sauna, jacuzzi, carga eléctrica, dormitorios…

Algunos Onsen tienen maquinas expendedoras de bebida y snacks, aunque también los hay con restaurantes.

También podemos encontrar hoteles con Onsen, los cuales proporcionan a sus clientes un kimono de algodón (yukata) y unas chanclas de madera (geta), para así poder entrar y salir sin tener que vestirse y desvestirse, siendo habitual ver personas ataviados con los yukatas, comprando o paseando por la calle.

En las ciudades de Yamaguchi y Matsuyama hay muchos hoteles Onsen, pero son famosas dichas ciudades por sus Onsen para los pies, situados al aire libre, donde suelen quedar los jóvenes de la población para pasar el rato y hablar con los pies introducidos en el agua calentita.

Aunque los Onsen, suelen ser solo para hombres o solo para mujeres, hay hoteles que tienen Onsen privados, que pueden ser utilizados por parejas mixtas.

Las normas habituales para visitar un Onsen, es que han de ir por separado hombre y mujeres (salvo algunas excepciones), se ha de estar completamente desnudo, es obligatorio ducharse antes de entrar en el Ofuro (generalmente hay duchas con champú, gel y acondicionador), es importante no llevar tatuajes para visitar los Onsen, a causa que la mafia japonesa (yakuza), puesto que suelen llevan grandes tatuajes que los diferencian de los demás y tienen prohibida la entrada para evitar problemas, a los extranjeros si llevan un tatuaje pequeño y lo tapan, no suele haber problemas.

Es necesario llevar una pequeña toalla de mano para secarse la cara, ya que a causa del calor sueles sudar, aunque la toalla no puede meterse en el Ofuro, se ha de poner en la cabeza o apartada en algún lugar cercano y seco.

Los principales Onsen son:

El Onsen de Dogo, está situado en la ciudad de Matsuyama y es uno de los tres onsen más antiguos del Japón, también conocido como mikitatsu (fuente de agua hirviente).

Soseki Natsume, ya mencionaba el Onsen de Dogo, en su obra Botchan en el año 1905.

Sus aguas poseen bajo contenido en minerales, siendo inodoras, incoloras e insípidas, su temperatura oscila entre los 42 y los 51 grados aunque se ofrece al público a 46º, siendo recomendado para tratar el reuma, dolores estomacales e intestinales, gota y anemia.

El Onsen de Hondani, está situado en la ciudad de Saijo, su temperatura es de unos 20º centígrados, esta algo alejado de las fuentes termales, siendo traídas sus aguas desde unos 4 kilómetros de distancia.

El Onsen de Kawauchi, está situado en el desaparecido pueblo de Kawauchi, actualmente pertenece a la ciudad de Toon.

Sus aguas contienen sodio y bicarbonato sódico, con una temperatura de 42,3º, estando recomendado para dolores nerviosos, musculares, de hombro, golpes y problemas digestivos.

Cuenta con diferentes baños termales, sauna, restaurante, sala de descanso y gimnasio.

El Onsen de Minara, situado en lo que fue el pueblo de Shingenobu y actualmente pertenece a la ciudad de Toon.

Sus aguas contienen sodio y bicarbonato sódico, con una temperatura de 49º, la cual es reducida hasta los 45º C.

El Onsen de Nibukawa, se encuentra ubicado en la ciudad de Imabari.

Posee unas aguas con bajo contenido de minerales, poseen radón (gas noble), su temperatura es de unos 22º.

Una vez conocemos lo que son algunos de los muchos Onsen, nos desplazaremos a la isla de Kyüshü, a una ciudad llamada Beppu, la cual contiene nueve puntos calientes geotérmicos conocidos como los nueve infiernos de Beppu.

Estos nueve infiernos son los siguientes:

El Umi Jigoku, (Infierno Marino), un fantástico lago, del cual emanan vapores constantemente con sus aguas de color azul cobalto, a una temperatura de 98ºC y su alto contenido de azufre lo notara nuestro olfato oliendo a su característico olor a huevos podridos.

Sobre los vapores que emanan estas bellas aguas de horripilante olor, suele haber una cesta con huevos para cocerlos, siendo considerados los huevos negros cocidos sobre los infiernos un manjar.

El Oniishibozu Jigoku (Infierno de la Cabeza Afeitada del Monje), que es una terma con burbujeantes y pastosas aguas blanquecinas.

El Shiraike Jigoku (Infierno del Estanque Blanco) a causa de las altas temperaturas de sus aguas y del blanco lechoso de sus aguas.

El Yama Jigoku (Infierno de la Montaña), es un conjunto de estanques situados en la falda de la montaña con aguas muy calientes, se observan columnas de vapor surgiendo de las montañas y posee un mini zoológico en miniatura.

El Kamado Jigotu (Infierno de la caldera o del Horno), formado por varios Onsen de varios colores, siendo el lago principal de un bello color azul lechoso y en otros estanques cercanos podemos observar cómo se forman burbujas de barro, llegando a formar bonitos cráteres, también podemos ver una estatua de un demonio cocinando y también encontramos huevos cociéndose como en el Umi Jigoku.

El Oniyama Jigoku (Infierno del Demonio de la Montaña), que está plagado de unos preciosos habitantes, cocodrilos.

El Kinryu Jigoku (Infierno del Dragón Dorado), el cual está presidido por la estatua de un dragón en uno de sus estanques.

El Chinoike Jigoku (Infierno del Estanque de Sangre), por el color rojo de sus aguas provocado por el barro rojizo con una mezcla de oxido de hierro, magnesio y aluminio, con una temperatura de 78ºC.

El Tatsumaki Jigoku (Infierno del Tornado), que es un geiser de color rojo, lanzando el agua a una altura de 20 metros de, a una temperatura de 105ºC, cada uno de sus chorros dura entre 6 y 10 minutos, dejando un espacio de tiempo entre chorro y chorro de entre 30 y 40 minutos.



Fuentes: