Cosas de Jorge

martes, 3 de enero de 2017

Relojes de lujo


Hace algún tiempo leí un artículo en Expansión que me ha dado la idea del artículo de hoy.

En este caso el artículo en cuestión habla de relojes de gran lujo.


En el artículo en cuestión he visto varios puntos interesantes, sobre los cuales me gustaría escribiros hoy.

Empiezo a discrepar con el titular… ¿Por qué el lujo para masas es una estupidez?

Yo me pregunto, este lujo, es cierto que el mundo no se lo puedo permitir, pero también pienso, sin ánimo de ofender, ¿no será mas estúpido el que se gasta un millón de euros en algo que solo sirve para ver la hora y decir que lleva el reloj que tú y yo no nos podemos comprar?

En segundo lugar os escribiré sobre lo positivo desde mi punto de vista, por supuesto.

Felicito a Richard Mille, porque además de ser rico, vivir y trabajar en su casa (un castillo), trabaja en lo que quiere y como quiere, eso deberíamos aprenderlo muchos, trabajar en lo que queremos y como queremos, que lujazo.

Debe ser muy bonito, realizar tus diseños y que caprichosos forraos de dinero te los compren, pero (comprendiendo que sus diseños son mas que diseños, obras de arte), no entiendo como se pueden pagar las burradas que se pagan por uno de sus relojes.

Tampoco entiendo, como la gente de la calle (como yo) puede tomarse una cerveza en el bar al precio de 1,50 euros, cuando las de marca blanca en el supermercado valen alrededor de 25 céntimos… ¿Por qué no tomarla en casa?

El reloj es actualmente un artículo ya obsoleto, todos llevamos el telefonillo en el bolsillo ¿para que necesitamos llevar reloj?, en el coche tenemos un reloj, en el video, en el DVD, en el ordenador….

En cambio, resulta que hay personas que se gastan mas de lo que ganaremos muchos en toda la vida trabajando de sol a sol en una triste maquina inútil…

El señor Richard Mille, vende relojes, hasta por el irrisorio precio de un millón y medio de euros…
Realmente su pagina web, opino que esta muy lograda, con un diseño muy agradable (se le olvido que los hispano parlantes también existimos) y sus relojes tienen el nombre de su modelo muy frio, parecido a los modelos antiguos de Renault, curioso, cuando vende unos relojes tan elaborados y tan caros, que menos que molestarse en ponerle un nombre atractivo, pero en fin, imagino que será cuestión de técnicas de mercado.

Ciertamente me ha interesado mas el titular que el articulo en si, pero en estos momentos que tenemos hasta papa estado con las arcas llenas de telarañas, me parece aberrante que haya personas que viven del dinero de currantes (sus aficionados, que pagan las entradas para verlo jugar) como pueda ser Rafa Nadal, que pobrecito… le roban un reloj fabricado por este señor y le llama… ¿para que? Para decirle que le han robado el reloj…